Apagar el móvil es un derecho laboral

Según informa el diario “Cinco Días”, las empresas empiezan a regular el derecho a la desconexión digital en los Convenios Colectivos.

En España no existe un marco legal específico que regule el derecho a la desconexión fuera del horario laboral, pero hay una directiva europea y jurisprudencia que lo amparan. El 17 de julio de 1997 la Audiencia Nacional determinó que es ilegal que una compañía obligue a sus trabajadores a tener conectado el teléfono móvil para poder ser localizado, ya que “con ello se sobrepasan las facultades normales y regulares de la empresa en los términos del artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores”.

Hay empresas que han decidido regularlo dentro de sus convenios colectivos. Es el caso del Banco de Santander e Ikea. El banco recientemente ha introducido este derecho tras la compra del Popular: “Santander reconoce el derecho de sus empleados a no responder a correos electrónicos o mensajes profesionales fuera de su horario de trabajo, ni durante los tiempos de descanso, permisos, licencias o vacaciones, salvo causa de fuerza mayor o circunstancias excepcionales”, explica el convenio.

Los sindicatos creen que es necesario especificar y delimitar lo que suponen “causas de fuerza mayor o circunstancias excepcionales”. “Lo que el jefe considera como excepciones tal vez no es lo mismo que el trabajador, y los superiores se pueden aprovechar de esto”, asegura la secretaria de salud laboral de UGT, Ana García de la Torre.

 

En el caso de Ikea, aunque no lo especifican tampoco en su documento, aseguran que no se puede utilizar la causa de fuerza mayor para llamar a un empleado para comentarle su horario de trabajo.

Francia fue la pionera en este cambio laboral. Desde el 1 de enero de 2017, todas las compañías de más de 50 trabajadores deben fijar horarios de conexión al móvil e Internet, acordados con la plantilla.

El tejido empresarial español está formado principalmente por pequeñas y medianas empresas (Pymes) que no cuentan con negociación colectiva.

Los sindicatos proponen la introducción de este derecho en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y en el Estatuto de los Trabajadores, que regula la ordenación del tiempo de trabajo, para que sea un derecho más en materia de salud laboral y se garantice su cumplimiento.

La defensa del descanso del trabajador es importante para evitar estrés, ansiedad y otras patologías. La empresa debe ser consciente de que sus trabajadores se pueden encontrar mal por estar conectados permanentemente y deben adoptar medidas preventivas.