Ciberseguridad y protección de datos: binomio imprescindible

Ciberseguridad, Malware, Riesgos protección de datos

 

 

Ya hemos hablado anteriormente de la creciente importancia de la ciberseguridad en el mundo empresarial (y por añadidura, también en el no empresarial).

 

Lo cierto es que algo que ya tenía importancia hace unos meses, ha visto como, con la llegada de la pandemia del coronavirus, ha aumentado de manera exponencial debido a la proliferación masiva del teletrabajo, reuniones online, etc…

 

La escasa implementación del teletrabajo en España, por ejemplo ha hecho que multitud de empelados hayan estado teletrabajando, y aún continúen muchos, sin unas mínimas condiciones de seguridad informática, lo que ha hecho las delicias de los ciberdelincuentes.

 

De hecho, el aumento sustancial de ciberataques ha provocado que veamos como grandes Compañías hayan visto como sus sistemas eran atacados, causándoles brechas de seguridad y con ello graves perjuicios, tanto reputacionales como económicos. Más si cabe, aunque no hayan saltado a los medios de comunicación, estos ciberataques se han expandido de manera preocupante entre pequeñas empresas.

 

Es por ello que resulta fundamental contar con unas medidas adecuadas, así como una formación a los empleados dirigida a concienciar e identificar los riesgos.

 

¿Cuáles son los ataques informáticos más comunes?

 

  • Virus: es un software cuyo fin es alterar el funcionamiento de un sistema informático sin el consentimiento del usuario, capaz de autorreplicarse. En el momento que se ejecuta, comienza a infectar los archivos extendiéndose por todo el equipo y propagándose a otros equipos
  • Gusanos (worms): es un malware que se multiplica para propagarse a otros sistemas informáticos y colapsan la red. Su objetivo es: infectar los archivos de los equipos en la red.
  • Troyanos: es un malware con apariencia de un programa o archivo fiable, pero que al ejecutarlo concede acceso remoto a todo el sistema al atacante. Objetivo: conseguir el control del equipo infectado.
  • Keyloggers: es un dispositivo hardware específico que registra las pulsaciones que el usuario realiza en su teclado para después memorizarlas en un fichero o enviarlas a través de Internet al hacker. Objetivo: conseguir contraseñas y datos del usuario
  • Spyware (programa espía): es un malware que recopila información de un usuario sin su consentimiento y que más tarde se enviará al cibercriminal. Objetivo: robar información a la víctima.
  • Adware: es un programa cuya función es mostrar automáticamente publicidad no deseada o engañosa. Para que ocurra esto se debe haber instalado con anterioridad un programa para conseguir este fin.
  • Ransomware: es un programa dañino que cifra la información del usuario, para recuperar ese acceso el cibercriminal solicita a la víctima un rescate. Este tipo de ataque es el más común, y no solo afecta a grandes entidades, sino a todos los usuarios, tanto en el ámbito doméstico como en el laboral.

 

 

 

Algunas recomendaciones de ciberseguridad básicas serían:

 

  • Actualizar el software y el sistema operativo regularmente
  • Utilizar un anti-malware actualizado
  • No abrir archivos adjuntos en correos electrónicos de direcciones desconocidas
  • Antes de hacer clic en un link de un correo electrónico poner encima el cursor para ver si la dirección es fiable. Si desconocemos el remitente, no hacer clic
  • No utilizar redes Wi-Fi de lugares públicos

 

Por supuesto, hay otras muchas medidas de orden técnico a implementar en cualquier empresa, que pasan muchas veces por una monitorización continua de los equipos informáticos que minimice los riesgos.

 

Y, al mismo tiempo, como hemos dicho, mantener una adecuada formación  periódica dirigida a los empleados. De nada servirán implantar multitud de medidas informáticas si después un empleado, por desconocimiento o falta de atención, accede a un sitio web peligroso o pincha en un enlace que contiene el virus en cuestión, cuando posiblemente hubiera sido sencillo identificarlo como tal.

 

Como indicabamos al principio, Pymes y autónomos son especialmente vulnerables en la actual situación, por ello desde Equal hemos desarrollado una novedosa solución de Ciberseguridad que reduce drásticamente los riesgos, protegiendo su empresa y la continuidad de su negocio

:https://equalprotecciondedatos.com/servicio-de-ciberseguridad/

Publicar un comentario