Facebook sigue intentando controlar los déficits de privacidad de su red social. Subir a la red nuestras fotografías ya es el equivalente a colocarlas en nuestro álbum de fotos familiar, y de hecho muchas familias comparten los recuerdos de los primeros años de vida de los menores de manera online.

Uno de los puntos que más puede caracterizar esta difusión de los datos es que el propio móvil ya propone subir fotos automáticamente si las detecta en el carrete de la cámara. La mayoría de estas fotos se suben sin ningún permiso y sin control de privacidad alguna. De hecho muchas veces incumplirían la Ley Orgánica de Protección de Datos por la falta de consentimiento de la tercera persona para su tratamiento.

Facebook parece cada vez más consciente de estos fallos en la privacidad, y parece que intenta poner medidas para poder solventar sus fallos.

Por ello el vicepresidente de Ingeniería de Facebook, Jay Parikh, ha presentado una nueva función que permitirá avisar a los padres cada vez que estén subiendo una fotografía de sus hijos de forma pública, con el fin de evitar cualquier tipo de fuga de datos no deseados de los menores (sobre todo si se han olvidado de cambiar los ajustes de privacidad) , o ya sólo para avisar que la foto va a estar a disposición de las millones de personas que visitan Facebook a diario.

En la misma línea  Facebook también está desarrollando una herramienta que pueda eliminar “contenido objetable” de forma automática, aunque no han especificado qué tipo de contenido será el susceptible de ser borrado.

Como en otras ocasiones, desde Equal Protección de Datos seguimos apostando por un uso responsable de sus redes sociales ya que se han convertido en nuestro auténtico ADN digital.