¿Qué son los derechos ARCO?

Los derechos ARCO, son las siglas correspondientes a las palabras, Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición. Son el conjunto de derechos, a través de los cuales la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos (LOPD) garantiza a las personas el poder de control sobre sus derechos personales. Estos derechos se regulan en el Título III de la LOPD y en el Título III del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el cual se aprueba el Reglamento que desarrolla la LOPD.

Estamos hablando de unos derechos que son personalísimos, es decir, que sólo el interesado puede ejercitarlos. Son independientes ya que el ejercicio de alguno de ellos no es requisito previo para el ejercicio del otro. El ejercicio de estos derechos ha de llevarse a cabo mediante métodos sencillos y gratuitos puestos a disposición por el responsable del fichero y que están sujetos a un plazo predeterminado. Cabe destacar que la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) matiza el criterio de gratuito apuntando que vale con que “no sea excesivamente oneroso”.

A continuación, detallamos qué nos dice cada uno de estos derechos.

El derecho de acceso está regulado en el artículo 15 de la LOPD y en los artículos 27 al 30 del Real Decreto 1720/2007. Este derecho permite al interesado  obtener información sobre sus datos de carácter personal que trata un responsable del fichero, sobre su origen y sobre las comunicaciones de los mismos. El plazo de contestación es de 1 mes, y este puede ser denegado en caso de que se haya ejercido en los 12 meses anteriores, cuando lo prevea la ley o cuando sea solicitado por una persona distinta del afectado.

El derecho de rectificación está regulado en el artículo 16 de la LOPD y en los artículos 31 al 33 del Real Decreto 1720/2007. Este es el derecho del afectado a que se modifiquen los datos que resulten inexactos o incompletos. El plazo de contestación es de 10 días y cabe destacar que si los datos hubieran sido cedidos previamente, el responsable ha de comunicar la rectificación al cesionario en el plazo de 10 días.

El derecho de cancelación es muy parecido al de rectificación, tal es así que se encuentra regulado en los mismos artículos que el anterior. Este es el derecho que tiene el afectado a solicitar la supresión de los datos que resulten inadecuados o excesivos. El plazo también es de 10 días y la cancelación dará lugar al bloqueo de datos, conservándose solo a disposición de las Administraciones Públicas, Tribunales y jueces, durante el plazo de prescripción. Una vez pasado el plazo, deberá eliminarse definitivamente.

Y por último, el derecho de oposición se encuentra regulado en los artículos 35 y 36 del Real Decreto 1720/2007 y consiste en la facultad que posee el titular de los datos para dirigirse al responsable del fichero y requerirle para que deje de tratar sus datos de carácter personal en los siguientes supuestos: cuando se están tratando sus datos personales sin su consentimiento; cuando se trate de ficheros que tengan por finalidad la realización de actividades de publicidad o prospección comercial, y cuando el tratamiento tenga por finalidad la adopción de una decisión basada únicamente en un tratamiento automatizado de sus datos. El plazo de contestación es de 10 días y decir que el responsable del fichero deberá excluir del tratamiento los datos relativos al afectado que ejercite su derecho a oposición.

Desde Equal Protección de Datos queremos difundir e informar de la importancia que tiene en materia de protección de datos el conocimiento por parte de toda la ciudadanía los derechos ARCO.