Entradas

Derecho al olvido frente a google sobre noticias inexactas

Según el diario económico “Cinco Días”, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que fija como jurisprudencia que “la persona afectada por una supuesta lesión del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen está legitimada para fundamentar válidamente una acción de reclamación ante la entidad proveedora de los servicios de motor de búsqueda en internet o ante la Agencia Española de Protección de Datos cuando los resultados del motor de búsqueda ofrezcan datos sustancialmente erróneos o inexactos que supongan una desvalorización de la imagen reputacional que se revele injustificada por contradecir los pronunciamientos formulados en una resolución judicial firme”.

Además, se desestima el recurso de casación interpuesto por Google contra la sentencia de la Audiencia Nacional de 18 de julio de 2017 que reconoció el derecho al olvido a una persona cuyo nombre aparecía en los resultados de búsqueda asociados a unos hechos parcialmente inexactos recogidos en una información de un periódico digital.

Concretamente, la sentencia se refiere a la difusión de una noticia en periódicos digitales que relacionaban sin justificación suficiente al recurrente con la comisión de una infracción como cazador furtivo.

Según se explica, la doctrina fijada dice que el artículo 20 de la Constitución Española que regula la libertad de información, en relación con lo dispuesto en el artículo 6.4 de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal, debe interpretarse en el sentido de que “debe garantizarse la protección del derecho al olvido digital (de conformidad con lo dispuesto en el artículo 18 de la Norma Fundamental) en aquellos supuestos en que la información que es objeto de difusión, y cuya localización se obtiene a través de motores de búsqueda en internet, contenga datos inexactos que afectan en lo sustancial a la esencia de la noticia”.

Asimismo, la sentencia explica que la exigencia de tutelar el derecho a la información “no puede suponer vaciar de contenido la protección debida del derecho a la intimidad personal y a la propia imagen, así como el derecho a la protección de datos personales, cuando resulten afectados significativamente por la divulgación de noticias en internet”.

Por último, la Sala añade que los proveedores de servicios de motor de búsqueda en internet ejercen lícitamente su actividad empresarial cuando ponen a disposición del público aplicaciones o herramientas de localización de información sobre personas físicas y ello está amparado por la libertad de información. Pero, “están obligadas a preservar con la misma intensidad el derecho fundamental a la vida privada de las personas afectadas, impidiendo cualquier interferencia que pueda considerarse de ilegítima”.

El constitucional extiende el derecho al olvido

Según informa “El País”, el Tribunal Constitucional se ha pronunciado por primera vez sobre el derecho al olvido digital. Y lo ha hecho para extender este derecho a las hemerotecas de los periódicos.

El Constitucional rechaza que los medios de comunicación tengan que eliminar de sus informaciones antiguas los datos personales de ciudadanos que estuvieran implicados en hechos pasados que ahora les puedan perjudicar, pero sí obliga a los medios a eliminar de sus buscadores internos la posibilidad de encontrar esas informaciones a partir del nombre y apellido del afectado.

La sentencia del Constitucional hace referencia a una información publicada en EL PAÍS en 1985 y que, como todas las noticias del diario, puede consultarse en internet gracias a la digitalización de la hemeroteca. La noticia en cuestión hablaba de dos detenidos por tráfico de drogas y se detallaban las circunstancias de la detención, su ingreso en prisión y datos personales. Más de 20 años después, en 2009, cuando los protagonistas de la información ya habían cumplido condena por contrabando y tenían cancelados los antecedentes penales, comprobaron que al introducir su nombre y apellidos en Google o Yahoo el enlace a la hemeroteca digital que contenía la noticia aparecía entre los primeros resultados de la búsqueda.

El derecho al olvido, reconocido en una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de 2014, permite impedir la difusión de información personal a través de Internet. Incluye el derecho a limitar la difusión indiscriminada de datos personales cuando ya no tiene relevancia ni interés público y pueden lesionar los derechos de las personas, aunque la publicación original sea legítima. En el caso de los buscadores de Internet, supone limitar la difusión de enlaces cuando carezca de justificación y dañe al afectado.

Los afectados exigieron en los tribunales que el periódico eliminara de su hemeroteca digital sus nombres y apellidos y adoptara medidas para que la página web de la noticia no apareciera en los motores de búsqueda de Internet de empresas como Google pero tampoco en el buscador interno del diario. Un juzgado de Barcelona y la Audiencia Provincial habían accedido a sus peticiones, pero el Supremo estimó en octubre de 2015 parcialmente el recurso presentado por el periódico y rechazó que EL PAÍS tuviera que alterar el archivo para eliminar de la información los nombres y apellidos de los afectados y restringir la búsqueda en su buscador.

Los protagonistas de la información acudieron al Constitucional, que ahora les ha dado en parte la razón. La sentencia dictada por la Sala Primera y cuya ponente ha sido la magistrada María Luisa Balaguer, mantiene que el diario no tiene que borrar de su hemeroteca los datos personales de los implicados, pero sí eliminar la posibilidad de llegar a esa información introduciendo sus nombres y apellidos en el buscador de EL PAÍS.

El Constitucional admite que la libertad de información constituye “no solo un derecho fundamental de cada persona sino también una garantía de la formación y existencia de una opinión pública libre y plural”. Pero añade que este derecho no es absoluto, sino que debe ser modulado por dos elementos: el valor del paso del tiempo a la hora de calibrar el impacto de la difusión de una noticia sobre el derecho a la intimidad del afectado y la importancia de la digitalización de las noticias para facilitar el acceso a la información de todos los usuarios de Internet.

Datos imprescindibles para ejercer el “DERECHO AL OLVIDO”

Datos imprescindibles para ejercer el “Derecho al olvido”

[one_second]

1. “Derecho al olvido” ¿Qué es?

El denominado ‘derecho al olvido’ es aquel derecho mediante el cual se puede imposibilitar la divulgación de información y datos de carácter personal a través de Internet siempre que esa publicación no cumpla una serie de requisitos de adecuación y pertenencia previstos en la normativa. Concretamente, incorpora el derecho a limitar o restringir la difusión universal y sin discriminar de datos de carácter personal en los buscadores generales una vez que la información sea obsoleta o ya no tenga relevancia ni interés público, a pesar de que la publicación original sea legítima (en el caso de boletines oficiales o informaciones amparadas por las libertades de expresión o de información).

2.  ¿Se puede ejercer contra el buscador directamente sin acudir antes a la fuente original?

Sí se puede. Esto es debido a que los buscadores y los editores originales realizan diferentes tratamientos de datos, con legitimaciones diferenciadas y además, con impactos muy distintos sobre la privacidad de las personas. Como consecuencia, sucede con mucha asiduidad, que no corresponda conferir el derecho frente a la fuente original y sí frente al buscador, ya que la divulgación universal que realiza el motor de búsqueda, añadido a la información adicional que suministra sobre la misma persona cuando se busca por su nombre, puede llegar a tener un impacto muy desproporcionado y negativo sobre su privacidad.

3. Una vez ejercido frente a un motor de búsqueda, ¿desaparecerá la información de la red?

No. La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea fechada a 13 de Mayo del año 2014 expresa que el uso o empleo de los derechos

[/one_second]

[one_second]

de cancelación y oposición utilizado frente a los motores de búsqueda solamente influyen a los resultados alcanzados en las búsquedas realizadas mediante el nombre del individuo y no conlleva que la página web tenga que ser eliminada de los índices del motor de búsqueda ni del editor original.El enlace que se muestra en el motor de búsqueda sólo va a dejar de ser visible cuando la búsqueda se produzca mediante el nombre del individuo que haya ejercido su derecho. Las fuentes permanecen inalteradas y el resultado continuará mostrándose siempre que la búsqueda se realice con otras palabras.

4. ¿Cómo ejercer el derecho?

La legislación española establece que para ejercer el derecho al olvido es indispensable y necesario que el ciudadano se tenga que dirigir en primer momento a la entidad que está tratando sus datos (motor de búsqueda). Los buscadores mayoritarios, como por ejemplo Google o Yahoo, han habilitado sus propios formularios. En el caso de que los buscadores no respondan a las peticiones, el individuo podrá ponerse en contacto con la AEPD (Agencia Española de Protección de datos) para que la Agencia tutele su derecho.

Desde Equal Protección de Datos prestamos asesoramiento sin compromiso para todo aquél que desee una información más extensa y personalizada sobre el denominado “derecho al olvido”, así como sobre cualquier otra cuestión relacionada con la Protección de Datos de Carácter Personal.

[/one_second]

Consejo Europeo acuerda norma que reconoce el Derecho al Olvido

Consejo Europeo acuerda norma que reconoce el Derecho al Olvido

[one_second]

EL CONSEJO EUROPEO ACUERDA LA NUEVA NORMA DE PROTECCIÓN DE DATOS QUE RECONOCE EL “DERECHO AL OLVIDO” EN LA UNIÓN EUROPEA

      La nueva norma para reforzar la protección de datos ha estado debatiéndose durante 3 años en el seno del Consejo de Europa, y principalmente se aplicará tanto a empresas europeas como a grandes empresas extracomunitarias como Facebook o Google, previendo importantes sanciones administrativas por su incumplimiento.

Una de sus principales características es que la información personal de los usuarios sólo podrá procesarse una vez obtenido su “consentimiento inequívoco”.

Los Ministros de Justicia de la Unión Europea  han conseguido llegar a un acuerdo sobre el reglamento europeo para reforzar la protección de datos de los usuarios en internet, reconociendo el derecho de éstos al olvido de sus datos personales en la red.

El siguiente paso que darán tendrá lugar antes de la interrupción del periodo estival con el inicio de las negociaciones con el Parlamento Europeo, teniendo previsto llegar a un acuerdo final sobre esta normativa antes del inicio del nuevo año.

El principal objetivo de la nueva norma es el de reforzar la protección de los datos personales de los usuarios en internet frente al uso que hacen de ellos las grandes empresas como Google o Facebook. En el nuevo reglamento se recoge por primera vez de forma expresa el derecho al olvido, que recientemente ha sido reconocido por el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea.

El nuevo reglamento entrará a formar parte del acervo normativo comunitario, por lo que su aplicación como norma supraestatal pasará a ser obligatoria en los 28 estados parte que actualmente componen la Unión Europea. De esta forma el nuevo reglamento tendrá una aplicación directa sustituyendo a las 28 leyes nacionales vigentes sobre la materia, que en muchos casos divergen unas de otras, pasando a unificarse la doctrina en esta materia a nivel comunitario.

Además, otro de los cambios introducidos será la supresión de muchas autorizaciones y notificaciones hasta la fecha exigidas a las empresas que quieren lanzar un nuevo servicio que implique el procesamiento de datos.

Teniendo en cuenta estos cambios desde Bruselas se prevén unos ahorros de 2.000 millones al año en cargas burocráticas.

 [/one_second]

[one_second]

El nuevo reglamento se aplicará como ya hemos indicado antes tanto a las empresas europeas como a otras compañías extracomunitarias siempre que estas últimas ofrezcan sus servicios a consumidores europeos. Un caso a modo de ejemplo de estas últimas pueden ser Google y Facebook.

El incumplimiento de sus obligaciones por parte de todas estas empresas en materia de protección de datos en internet aparece castigado en el nuevo reglamento con multas de hasta el 2% de su volumen de negocios o un millón de euros.

El nuevo reglamento hace especial hincapié en las palabras “consentimiento inequívoco” de los usuarios, de manera que las compañías de internet sólo podrán procesar información personal si cuentan con dicho consentimiento otorgado por los particulares inequívocamente. Además, los usuarios tendrán derecho de rectificación de los datos incorrectos que les afecten y las empresas estarán obligadas a notificarles cualquier brecha de seguridad que pueda haberles afectado.

Si los adultos gozan de gran protección respecto al derecho al olvido, teniendo derecho a que se borren sus datos personales cuando lo reclamen, en el caso de los menores este derecho tiene más fuerza aún.

Además, si una persona pide a una empresa de internet como pueda ser Google o Facebook que borre sus datos, la empresa deberá remitir la petición a otros sitios donde esta información se haya replicado.

No obstante, pese a recibir una mayor protección el derecho al olvido queda limitado por otras consideraciones como el derecho de la libertad de expresión e información, de manera que en su cada caso su aplicación continuará estando en manos de las autoridades de protección de datos o de los tribunales.

También se reconoce el derecho a la portabilidad de datos, pudiendo el usuario pedir a una empresa de internet que extraiga todos sus datos volcados en ella y trasladarlos a otra compañía que le ofrezca mayor seguridad.

Para concluir, el reglamento establece un sistema de ventanilla única para las empresas que operan en varios países de la Unión Europea y para los consumidores que quieran quejarse contra una compañía establecida en otro Estado miembro distinto del suyo.

 [/one_second]

7ma. Sesión anual de la Agencia Española de Protección de Datos

7ª Sesión anual de la Agencia Española de Protección de Datos

[one_second]

     El pasado día 21 de abril de 2.015 tuvo lugar en el Teatro Real de Madrid la VII Sesión Anual Abierta de la Agencia Española de Protección de Datos. Una convocatoria a la cual han acudido más de 1.200 profesionales, y que tiene como finalidad ejercer como eje entre el organismo público y los profesionales de la protección de datos, acercando a éstos las novedades más importantes en la materia y el resumen de los acontecimientos más importantes del último año.

     Los principales puntos de esta Sesión Anual han sido el “open data”, la reutilización de la información del sector público y la anonimización.

    Así, el nuevo régimen de reutilización previsto en la Directiva 2013/37, va a incrementar el volumen de información reutilizable en poder del sector público disponible. Importante es por esta parte definir criterios de interpretación y orientaciones que faciliten al máximo las posibilidades de reutilización de la información pública. Debido a esto el Director de la Agencia Española de Protección de Datos, José Luis Rodríguez Álvarez, ha anunciado que la AEPD está elaborando el borrador de una Guía sobre la protección de los datos personales en la reutilización de la información del sector público que verá la luz en breve.

     En lo relativo a las técnicas de anonimización, esta Guía analizará la mayoría de posibilidades y las condiciones en las que estas técnicas deben emplearse para evitar o minimizar el riesgo de reidentificación de personas a través de la información de los poderes públicos.

     Asimismo se ha realizado un balance de los efectos que ha tenido la ya conocida por todos Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el derecho al olvido.

[/one_second]

[one_second]

    En concreto, la Audiencia Nacional ha dictado 72 sentencias, dic- taminando en un 75% de las mismas retirar los enlaces de los resultados de búsqueda, confirmando por tanto el criterio de la Agencia. Del mismo modo, a raíz de esta sentencia  del TJUE, Google ha desistido en 136 recursos pendientes de resolución.

       Se ha incidido, no obstante, en que la aplicación de la sentencia del TJUE no implica en ningún caso eliminar la información original, que continúa intacta en la web, al igual que, recuerda el Director, no procede reconocer el derecho solicitado en aquellas informaciones que resulten de interés para el público por su naturaleza o afecten a una figura pública.

      Por otro lado en relación a la actividad del Gabinete Jurídico de la Agencia destaca lo siguiente:  el creciente número de informes emitidos sobre disposiciones generales, pasando de 79 en 2008 a 157 en 2014; las nuevas herramientas online del Registro General de Protección de Datos; dentro de las transferencias internacionales, los avances en las normas corporativas vinculantes garantizando los derechos de los ciudadanos y la evolución de las materias internacionales, tanto en lo relativo al marco europeo de protección de datos como a los dictámenes realizados en el contexto del Grupo de Autoridades europeas de protección de datos y por último, algo a destacar, las más de 11.000 resoluciones, en su mayor parte sancionadoras, que se han emitido frente a diferentes empresas responsables del fichero.

[/one_second]

Derecho al Olvido desde Google se da la posibilidad de solicitar la modificación de aquellos datos personales que consideren que no se ajustan a la realidad

Derecho al Olvido | Google permite solicitar modificaciones de datos en Internet

Tal y como anunciamos el pasado 13 de mayo en nuestra web,  el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictado la sentencia sobre el “derecho al olvido” en la que nos dice que los derechos de supresión, bloqueo y oposición previstos en la Directiva 95/46/CE de protección de datos, pertenecen a los usuarios de Internet (personas físicas) y siempre que se cumplan determinadas condiciones, tenemos el derecho a solicitar a los buscadores de Internet que eliminen de sus resultados de búsqueda nuestros datos.

Ver noticia relacionada:  El TJUE respalda el “derecho al olvido” ante el caso Google

Desde Google y concretamente desde su página web se da la posibilidad al afectado de solicitar la modificación de aquellos datos personales que consideren que no son ajustados a la realidad.

Sólo en el primer día Google recibió alrededor de 12.000 solicitudes, desde Equal aconsejamos actuar con cautela, seguiremos informando  puntualmente. Cualquier duda pónganse en contacto con nosotros.

Si deseas retirar tu  contenido de Google sigue el siguiente enlace:

https://support.google.com/legal/troubleshooter/1114905?rd=1#ts=1115655,6034194