La adaptación de empresa a la LOPD y las auditorías son requisitos esenciales de toda empresa que trate datos. En estos días de crisis, muchos falsos asesores en protección de datos toman ventaja de esta situación ofreciendo servicios que no cumplen mínimos legales.

El diario expansión en su versión online del día 25 de febrero publica una noticia en el que hace alusión a esta realidad, y sin duda, desde Equal Protección de Datos, no podemos estar más de acuerdo con dicho artículo.

Este panorama está condicionado por varios puntos.

El primero de ellos es la férrea legislación española en Protección de Datos. De todos es sabido que la legislación española en este ámbito es una de las más avanzadas a nivel mundial y que somos un referente en seguridad de datos personales, por lo que el control y los mínimos impuestos por la Agencia son importantes. Bien es cierto que para un derecho personal tan importante como lo es la intimidad esta regulación se hace muy importante, asegurando un cumplimiento y salvaguarda de los intereses personales.

Por otro lugar dentro del cumplimiento de estas exigencias las empresas o despachos encargados de realizar ese cumplimiento no tienen ninguna exigencia legal ni tienen que estar registrados en ningún tipo de registro oficial ni ofrecer unos mínimos ante la Agencia.

Por estas cuestiones en los últimos años han salido numerosas “empresas” o “asesorías”  que ofrecen la adaptación a la LOPD o auditorías de dudosa legalidad. La mayoría de estas empresas contactan con los clientes vía telefónica (consiguiendo el número a través de bases públicas) y ofrecen servicios de adaptación y auditoría a la LOPD a un precio muy reducido, con una adaptación que desde luego no cumple los mínimos exigidos por la legislación española y que realizan de manera telefónica para conseguir una captación mayor de clientes simplificando los trámites.

Las empresas poco a poco se van concienciando de la necesidad de tener adaptada su  empresa a la Protección de Datos, incluso  alguna poco a

poco  entiende que es lo mejor tanto para su organización como para los clientes hacer esta adaptación.

Pero sin duda esta aceptación a la regulación es el miedo a ser sancionados por la Agencia (ya que sus sanción van de los 900 euros a los 600.000 en los casos más graves).

Desde la Agencia Española de Protección de datos se publicó una nota en la cual señala que: “(la Agencia) ha tenido conocimiento de que diversas entidades envían comunicaciones a organizaciones y empresas responsables de ficheros obligadas a adoptar medidas de seguridad de nivel medio y/o alto en las que ofrecen sus servicios para realizar auditorías de seguridad por vía telefónica con el fin de examinar el cumplimiento de la legislación de protección de datos”.

Continúa la Agencia afirmando que “una oferta que incluye una auditoría telefónica de medidas de seguridad no permitiría obtener los resultados establecidos en la normativa de protección de datos“. … “el concepto de auditoría de los ficheros de seguridad de nivel medio y/o alto implica necesariamente la realización de comprobaciones en los sistemas de información auditados, algo que no es posible llevar a cabo por vía telefónica”.

Esta actuación se une a antiguas prácticas de dudosa legalidad y moralidad tales como la presión a pequeñas empresas a pymes amenazándolas de ser denunciadas frente a la AEPD sino contratan los servicios;  prestación de los servicios con cargo a los fondos que gestiona la Fundación Tripartita, emisión de documentos de seguridad “a granel”; emisión de certificados sin validez alguna etc…

Es por ello que desde Equal siempre nos aseguramos realizar la adaptación a las empresas de manera individual y siempre con un trato físico y personal con el cliente, reflejando en todos los documentos la realidad social de la empresa así como sus necesidades atendiendo a los datos utilizados. Igualmente siempre optamos por cuidar todas las auditorías asegurándonos de cumplir con todos los extremos expuestos por la legislación española en protección de datos.