La contraseña más usada del mundo es “123456”

La contraseña más usada del mundo es “123456”. A principio de año, se publicó un estudio en el cual se analizó las contraseñas más usadas en  el año pasado.

SplashData (proveedor de aplicaciones de seguridad) ha publicado una lista de de los 25 caracteres más empleados por los usuarios de internet en las contraseñas, y por tanto, los más vulnerables.

Desde numerosos, entes, agencias y publicaciones siempre se intenta concienciar a los usuarios de lo importante que es un nivel de seguridad mínimo para evitar la usurpación de identidad y robos de cuentas.

Para destacar la ingenuidad de muchos usuarios destacar que la parte alta del ranking es la archiconocida “123456”, seguida de “password” [contraseña en inglés], “12345678” y “qwerty” (las 6 primeras letras del teclado).

Resulta curioso además como aparecer numerosos términos relativos al pasado estreno de la nueva entrega de Star Wars: The Force Awakens. Bien es cierto que mucha de la comunidad de internet tiene unos gustos muy parejos a la cienca ficción y es por ello que aparecen en la lista: “solo”, “princess” y “starwars” en referencia a esta sada.

LAS CONTRASEÑAS MÁS USADAS

1- 123456 (mismo puesto en 2014).

2- password (mismo puesto en 2014).

3- 12345678 (sube un puesto).

4- qwerty (sube un puesto).

5- 12345 (baja dos puestos).

6- 123456789 (mismo puesto en 2014).

7- football (sube tres puestos).

8- 1234 (baja un puesto).

9- 1234567 (sube dos puestos).

10- baseball (baja dos puestos).

Algunos usuarios, optan por contraseñas habituales con modificaciones, sin embargo algunas como “password”, esta también aparece en el ránking de las peores. Otras curiosamente como “1qaz2wsx” también aparece en la lista, ya que se trata de las dos primeras columnas de un teclado estándar.

La autora de la lista, SplashData añade una serie de consejos para que las cuentas de los usuarios estén más protegidas que resultan muy parecidos a los que dimos en un artículo anterior. Usar contraseñas o ítems con frases de doce caracteres o más con grafías mixtas, evitar usar la misma contraseña en diferentes sitios, y emplear un gestor de contraseñas para organizar y proteger las claves, así como para generarlas aleatoriamente.