Nuevo Registro de Nombres de Pasajeros, Europa debate su implantación

Europa debate sobre el nuevo Registro de Nombres de Pasajeros

      Tras el ataque al periódico francés Charlie Hebdo, la Unión Europea se ha blindado contra el terrorismo yihadista. La presencia policial en las principales capitales europeas ha aumentado, las escuchas telefónicas se han ampliado, e incluso se ha procedido a la retirada del DNI a algún sospechoso con pretensiones de viajar a Siria. Pero de todas estas medidas la que más ha dado y dará que hablar en los próximos meses será el registro de nombres de pasajeros,  conocido como PNR.

        Se trata de una gran base de datos que recogerá toda la información de los viajeros de las líneas aéreas que  lleguen o salgan de cualquier país de la Unión Europea.

      En la actualidad existe un fichero denominado API, (Información anticipada de viajeros) donde consta el nombre del pasajero, fecha de nacimiento, sexo, nacionalidad, número de pasaporte, caducidad del mismo y país donde se emitió, así como el país de residencia del individuo.

        Esta iniciativa ya rechazada en abril de 2013, va mas allá y recoge datos como fechas de reserva de vuelo y de viaje, dirección, número de teléfono , correo electrónico, forma en que se pago el billete, si lleva o no equipaje, itinerario que planea realizar el pasajero, frecuencia con que realiza viajes en avión o si va acompañado. Estos son sólo algunos de los datos que se pretenden tratar.

       La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior parlamentaria opuesta a la creación de este registro, considera que podría vulnerar algunos derechos fundamentales de las personas.

      Por su parte las autoridades europeas de protección de datos, conocidos como el GT 29 reafirman que la extensión y el carácter indiscriminado de dichos datos pueden debilitar seriamente los derechos de protección a la vida privada y de los datos personales de los pasajeros, aunque manifiestan que no se declaran en contra del registro de nombres de pasajeros,  siempre que la recogida de datos demostrara su necesidad y respetase el principio de proporcionalidad.

        El próximo día 12 se celebra la cumbre contra el terrorismo del Consejo Europeo, donde se prevé que el citado fichero tenga un papel protagonista. En cualquier caso tendremos que esperar a los próximos meses para comprobar si finalmente ve la luz.

       Ante este debate son muchas las empresas que se han lanzado a la carrera por crear un sistema fiable para la lucha contra el terrorismo y que a su vez respete los derechos fundamentales de las personas. La Universidad de Vigo  y el centro tecnológico Gradiant han diseñado un sistema para realizar búsquedas en bases de datos cifradas que permitiría detectar la presencia de posibles terroristas en el fichero de pasajeros que pretende implantar la Unión Europea sin vulnerar el derecho a la intimidad del resto de viajeros.