Respaldo de la Eurocamara a la Protección de datos

Respaldo de la Eurocamara a la Protección de datos

El Parlamento Europeo busca reforzar el control de la personas sobre sus datos, en ese sentido ha respaldado un paquete legislativo presentado en enero de 2012 que actualiza la norma europea de 1995 sobre la protección de datos al mundo de Internet y las nuevas tecnologías. De esta manera pretende reforzar la protección de datos personales frente al reto de la globalización, las nuevas tecnologías de la información y el uso de estos datos en investigaciones penales.

Estos los cambios que veremos en la nueva legislación:

Sobre la transferencia de datos a terceros países

Si un país tercero pide a una empresa (por ejemplo, una red social, un motor de búsqueda o un proveedor de servicios en la nube) que le proporcione información personal procesada en la UE, la compañía tendría que obtener el permiso de la autoridad nacional de protección de datos e informar a la persona en cuestión antes de enviar la información.

Multas más elevadas

Las multas podrían llegar hasta 100 millones de euros o el 5 por ciento del volumen de negocios anual de la empresa (se aplicaría la cuantía más elevada). La Comisión había propuesto multas de hasta un millón de euros o el 2 por ciento del volumen anual de negocios. Se proponen incrementar las sanciones contra las empresas que incumplan la legislación.

Derecho a la supresión

El “derecho a la supresión” de los datos sustituiría al “derecho al olvido”. Cualquier persona podría solicitar que se borren sus datos si no se cumplen las normas de la UE, los datos ya no son necesarios o la persona retira o no da su consentimiento al almacenamiento de esa información. En el caso de los datos procesados en Internet, la empresa responsable tendría que reenviar la solicitud de borrado a otras que hayan utilizado esa información.

El derecho a solicitar la supresión de los datos quedará limitado cuando estos se hayan recabado con fines estadísticos, para la investigación histórica o científica, por motivos de salud pública o para ejercer la libertad de expresión.

Lenguaje claro y consentimiento explícito

Cualquier información sobre el tratamiento de datos personales deberá estas escrita en un lenguaje sencillo y claro. El consentimiento será entendido como una “manifestación libre, específica e informada de la voluntad del interesado, ya sea mediante una declaración o una clara acción afirmativa”. Esto impediría, por ejemplo, prácticas como la de mantener marcada la casilla de “aceptar” en las políticas de privacidad.

La Presidencia Parlamento Europeo pretende cerrar un acuerdo entre los países durante el primer semestre de 2014, ya que la negociaciones no podrán empezar hasta que los estados hayan llegado a posición común.