Tus datos personales, la nueva moneda de cambio del siglo XXI

¿Qué valen tus datos personales?

¿Cuál es el precio de utilizar Facebook? ¿Y WhatsApp? ¿Son realmente gratuitas?

Tanto internet como las aplicaciones móviles ofrecen  millones de servicios gratuitos, grandes compañías como Facebook, WhatsApp o Google nos permiten utilizarlas sin pedir dinero a cambio, pero ¿Cómo pagamos estos usos? Con nuestros datos personales.

El mercado de datos personales se valora ya en 100.000 millones de dólares, cifra que  se estima que llegará a su máximo desarrollo en 2015, según un estudio de mercado realizado por la prestigiosa consultora norteamericana Roland Berger.

Esta más que comprobado que aquellas empresas que hacen un correcto tratamiento de los datos personales de sus clientes, generan una mayor confianza.

Facebook adaptó el pasado enero su política de privacidad anunciando un mayor control de los datos cedidos a la red social por parte de los usuarios.

Aunque sus condiciones siguen incumpliendo en varios puntos la normativa europea, que va desde la utilización de las fotos de perfil de sus usuarios, hasta el rastreo de sus web y dispositivos, su trabajo parece dirigirse a que sea cada persona la que elija que datos quiere ceder y cuáles no.

Visto el creciente auge del mercado de datos personales, grandes compañías empiezan a plantear la posibilidad de explotar este negocio, dentro de un marco legal y moral un tanto cuestionable donde confrontan el interés económico de las empresas con un derecho fundamental.

La web Reputation.com, una de las pioneras en la gestión de datos personales, plantea una participación más activa de los usuarios a la hora de prestar su información, ofreciendo descuentos, ofertas y promociones a cambio de la cesión de algunos de sus datos, entre los que se barajan el salario, los hábitos de compra  y aquellos relacionados con el campo profesional del  usuario.

Aunque de momento no es más que una idea, esta propuesta está siendo muy bien aceptada dentro del sector, que se dirige hacia un intercambio de datos controlado, que no se obtenga sin conocimiento ni consentimiento del usuario, sino que sea el mismo quien tome la iniciativa.

Desde Equal apostamos por  un tratamiento de datos responsable cumpliendo con la normativa vigente.