Blog page
Vender datos personales en EE.UU.

Vender datos personales en EE.UU. El comercio sin consentimiento del usuario de sus datos personales, está totalmente prohibido dentro de la normativa europea, sin embargo en Estados Unidos, con el nuevo gobierno de Donald Trump, parece que este paradigma va a cambiar.

Los datos personales son un gran arma, pero no solo a nivel comercial, sino que a nivel político tienen gran importancia. Incluso en la propia campaña de Donald Trump tuvieron gran importancia los datos y las redes sociales.

En estos días, el Congreso de Estados Unidos ha aprobado un proyecto de ley que elimina las garantías de privacidad, que permitirá a los proveedores de Internet vender datos de sus usuarios, como los historiales de búsqueda o la localización.

Este documento, ha de ser confirmado por en los próximos días por el presidente, Donald Trump. Dicho documento, anula un reglamento que los demócratas habían redactado para la Comisión Federal de Comunicaciones, exigiendo a los proveedores obtener el permiso de sus usuarios antes de vender sus datos.

Desde el bando republicano siempre se ha considerado ese reglamento como un exceso regulatorio. Es por ello, que este proyecto de ley permitirá a los grandes proveedores de la información, utilizar por defecto a sus usuarios para competir en pie de igualdad con Google y Facebook en el negocio publicitario en línea, que mueve 83.000 millones de dólares.

Las grandes compañías de la sociedad de la información se habían opuesto a los intentos del Gobierno de Obama de proteger la privacidad de los usuarios y consideraban injusto que Google y Facebook se rigieran con normas diferentes a las suyas.

Grandes profesionales de la privacidad en línea como el director ejecutivo del Centro para la Democracia Digital, Jeffrey Chester, comentó al diario The Washington Post que con este proyecto “los estadounidenses no estarán nunca a salvo de tener sus datos personales sigilosamente examinados y vendidos al mejor postor”.

Asociaciones de defensa de los derechos civiles afirmaron que la anulación de esta norma permitirá la difusión incontrolada de datos personales, como el historial de navegación, que pueden revelar creencias religiosas, ideologías, orientaciones sexuales, estado de salud o informaciones geográficas de los usuarios.

Sin duda este proyecto de ley es una grave amenaza para los derechos de los usuarios y totalmente opuesto a la normativa europea. Queda esperar a que finalmente se apruebe, y en ese caso, que reacción va a tener Europa al respecto con este cambio de paradigma.