Entradas

Medios de comunicación de EE UU deniegan el acceso a sus webs

Según informa el diario “El País”, desde el pasado viernes 25 de mayo, con la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), las páginas web de decenas de medios estadounidenses tienen el acceso restringido para los usuarios que se conectan desde la UE.

Entre los diarios a cuyas webs no se puede acceder están Chicago Tribune, New York Daily News y The Baltimor Sun, de propiedad, tal y como el periódico californiano, de la compañía Tronc. También Lee Enterprises, otra empresa que gestiona distintos medios de comunicación de EE UU, deniega el acceso a sus páginas web para los lectores que intentan acceder desde Europa.

Dichos medios buscan soluciones técnicas adecuadas para que el prestigioso periodismo americano siga llegando a todos los lectores. Un mensaje similar a este aparece al intentar conectarse con la página web de alguno de los diarios del grupo Tronc. La compañía tiene su sede en Chicago y es propietaria de medios ubicados en distintas ciudades estadounidenses.

En el caso de esta compañía, Lee Enterprises, que controla a 46 medios, está denegado el acceso incluso a la propia página web oficial de la compañía. «Hemos detectado que usted está intentando acceder a esta página desde uno de los países del Espacio Económico Europeo (EEE), que incluye la Unión Europea, en la que se aplica el Reglamento General de Protección de Datos. Por esa razón, en estos momentos el acceso a la web no está garantizado», reza el comunicado de Lee Enterprises. No solo estas dos compañías han restringido el acceso a sus webs para la Unión Europea. El problema afecta también a los usuarios de Instapaper, servicio de Pinterest que permite guardar contenidos webs para leerlos en un segundo momento.

El RGPD, que entró en vigor el pasado 25 de mayo tras ser aprobado en 2016, garantiza a los usuarios que se encuentran en la Unión Europea más protección de sus datos personales. Para ello, la administración pública y las empresas están obligadas a cumplir con requisitos más estrictos sobre el tratamiento de esos datos.

Entre las nuevas exigencias están incluidos mensajes más claros para informar a los usuarios sobre cómo se entiende manipular las informaciones personales sobre ellos, el respeto de la voluntad del propietario si no quiere autorizar el tratamiento de sus datos y la contratación de un delegado de protección de datos en las empresas que hacen de los mismos un uso masivo de alto riesgo.

El reglamento prevé multas para las empresas que incumplan la nueva normativa de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global. La Agencia Española de Protección de Datos (AGPD) recuerda que el ámbito de aplicación del nuevo reglamento no se limita al espacio físico de la Unión Europea.

Y es que en Estados Unidos las normas de protección de datos personales son menos exigentes que en la Unión Europea y por lo tanto para compañías como Tronc y Lee Enterprises podría ser más rentable perder a los usuarios europeos antes que conformarse con el RGPD.

Las empresas estadounidenses están obligadas a mantener los estándares de gestión y control de los datos tal y como imponen las normas europeas, que a partir del pasado viernes son más estrictas por la entrada en vigor del nuevo reglamento. EL PAÍS ha preguntado a Tronc y Lee Enterprises por qué no es posible acceder a las webs de sus medios desde Europa. Tronc ha contestado con el mismo mensaje que aparece en las páginas de sus medios. Lee Enterprises hasta el momento no ha ofrecido una respuesta.

Otros grandes medios de comunicación de Estados Unidos, como la CNN, The New York Times y The Washington Post, sí permiten el acceso a sus páginas webs. En el caso del diario de la capital, al conectarse al sitio web aparece un largo mensaje para informar a los lectores sobre las obligaciones que impone el RGPD. Para seguir con la lectura hay que aceptar las condiciones de privacidad.

Los Errores de las PYMES con la LOPD - Equal Protección de Datos

Los Errores de las PYMES con la LOPD

Según informa el diario “Cinco Días” en su sección de “Emprendedores”,  por norma general los emprendedores suelen olvidarse del cumplimiento de la LOPD cuando inician sus proyectos.

Según nos informa el diario económico, un experto en Consultoría de Emprendedores del Centro de Empresas e Innovación de Valencia ha resumido los principales errores en un artículo, donde el primero de los errores del emprendedor es obviar la normativa.

Los emprendedores y directivos no piensan en que hay que cumplir la ley relativa al uso de datos de los clientes y contactos y, por el contrario, optan por preocuparse por el tipo de tributación, las altas en los registros o los temas relacionados con la seguridad social.

Los directivos de proyectos se limitan a utilizar un formulario de contacto como mecanismo de recolección y gestión de datos, lo que como sabemos no es suficiente, porque es necesario que se cumplan los artículos 5 y 6 de la LOPD, informando y obteniendo el consentimiento de los clientes de un modo adecuado.

Los contactos aportados por los socios a la base de datos de correos electrónicos de la empresa también es un error a evitar. Algo que también se obvia  es que esa información no ha sido generada con el consentimiento de sus dueños, por lo que difícilmente pueden ser usados para la nueva actividad.

Relacionado con el punto anterior y una vez visto que el emprendedor no tiene consentimiento para usar esos datos y pasando por alto este pequeño detalle, el siguiente grupo de errores se comete dentro del campo del email marketing.

El envío de correos a toda dirección de email que tenga a su disposición es frecuente. En este sentido, hay que recordar que no se cuenta con permiso explicito para esto, por tanto es una comunicación comercial no deseada.

Otro error es no incluir los datos identificativos básicos en la web corporativa de la empresa recién constituida, así como que ésta no especifique ningún tipo de Política de Privacidad ni aviso sobre el uso de cookies.

Su cumplimiento obligado está recogido en el artículo 10 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, por lo que los emprendedores deben tener presente la colocación de esta información en sus espacios web, algo que poco a poco, se está consiguiendo con formación y desgraciadamente, con noticias sobre multas al respecto.

Whatsapp, comprometiéndose por la seguridad

Whatsapp, comprometiéndose por la seguridad

Whatsapp, comprometiéndose por la seguridad. Con el conflicto acerca de su nueva política de privacidad aún en el ambiente, esperando noticias desde Europa sobre su legalidad. Whatsapp ha lanzado la versión beta de su nueva actualización, con una serie de importantes novedades.

Aquello usuarios de WhatsApp en Android que tengan acceso a la beta de la famosa app han comprobado que, a partir de esta última versión, el servicio de mensajería ofrece una de las opciones de seguridad más solicitadas en todos los servicios online: verificación en dos pasos.

La verificación en dos pasos es el sistema de seguridad que todas las marcas están implantando en sus procedimientos de seguridad, y dentro de los procedimientos de seguridad más reconocidos se solicita, dejando el acceso a las aplicaciones a través de un proceso en dos pasos.

Esta medida es muy sencilla, pero que también incrementa mucho la seguridad de una cuenta de usuario. En WhatsApp, será necesario registrar un código de seis cifras y dar una dirección de correo, por si es necesario recuperarla. Esta clave será obligatoria para iniciar de sesión con un número de teléfono. Así, si alguien intenta acceder de forma fraudulenta, aunque sepan nuestro teléfono, no podrán entrar sin esa clave que solo nosotros podemos introducir.

De momento, solo Android tendrán acceso a esta opción quienes usen la beta de WhatsApp, pero esta debería llegar en apenas unos días a la versión final. Anteriormente, la app ha renovado su cámara para incluir pegatinas y está también probando una nueva pestaña de estado al estilo de Snapchat. WhatsApp está en el ojo del huracán últimamente por su relación con Facebook, que está siendo investigada en varios organismos de protección de datos europeos. España es uno de los países que está intentando cerciorar si la sincronización de usuarios entre ambas empresas es legal.

Empresas y adaptación a la LOPD

Empresas y adaptación a la LOPD

Empresas y adaptación a la LOPD . Como bien es sabido en nuestro campo, nos encontramos con un gran número de empresas que no se encuentran adaptadas a la LOPD. Sin embargo si hacemos alusión a las nuevas medidas propuestas por el nuevo reglamento, encontramos un número irrisorio de medidas para la futura adaptación.

Compuware, una compañía especializada en soluciones informática, entrevistó a 400 altos directivos de grandes compañías de España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Estados Unidos sobre la implantación y el conocimiento protección de datos.

En relación con este dato, el 68 por ciento de las empresas comunitarias y estadounidenses no ha puesto aún en marcha planes para adaptar sus políticas de privacidad a la normativa del Reglamento General de Protección de Datos, aprobada por la Unión Europea.

En España,  este porcentaje es del 56 por ciento, lo que contrasta con el hecho de que el 72 por ciento de las compañías españolas manifiesta estar bien informada sobre la nueva normativa y su impacto en la gestión de los datos de sus clientes.

El 92 ciento de las empresas españolas afirma que usa datos reales de sus clientes a la hora de probar sus aplicaciones y solo una de cada cuatro) solicita su consentimiento explícito para ello, incumpliendo claramente la normativa estatal.

Por otra parte, el 40 por ciento afirma que es especialmente complicado saber dónde se localiza la totalidad de los datos de pruebas. Es por ello, que muchas empresas, confían en los acuerdos de confidencialidad firmados con terceros o con sus propios empleados, o en los consentimientos explícitos de los clientes y olvidan que con ello no cumplen con la nueva normativa, exponiéndose al riesgo de graves sanciones.

Entre los factores que, a juicio de las empresas españolas, dificultan el cumplimiento del Reglamento destacan, en primer lugar, la mayor complejidad de los sistemas de tecnologías de la información (80 por ciento) y, después, la necesidad de gestionar el consentimiento explícito de los clientes para utilizar sus datos (56 por ciento). El incremento de los volúmenes de datos sobre los clientes es un hándicap más para cumplir con el mandato del derecho al olvido establecido en la norma.

Sólo el 52 por ciento de las empresas españolas reconoce que la complejidad de los actuales servicios obstaculiza el conocimiento en cualquier momento sobre dónde están los datos de sus clientes. Y las empresas también indican que las relaciones con empresas subcontratadas (64 por ciento) y la tecnología móvil (48 por ciento) dificultan aún más la trazabilidad de estos datos.

Como configurar la privacidad de Facebook

Como configurar la privacidad de Facebook

Como configurar la privacidad de Facebook. En numerosas noticias hemos mencionado la necesidad de una configuración correcta de la política de privacidad de Facebook, en este artículo vamos a explicar paso a paso como configurarla para hacer un uso más responsable de nuestra información.

La configuración de cómo compartimos nuestra información personal, cada día va a ser más importante, ya que cada día compartimos más información con muchas más personas y la mayoría de veces no somos conscientes de ello.

Antes de nada, para llegar a esta configuración la encontramos arriba a la derecha en un desplegable que pone Configuración.

En primer lugar vamos a ver como configurar las listas de amigos:

En la actualidad nos encontramos con que tenemos personas con diferentes tipos de perfil en Facebook, familia, trabajo, amigos etc… Para evitar momentos embarazosos y problemas con que ciertas personas vean algún tipo de contenido, Facebook nos brinda la oportunidad de detallar estos extremos.

En primer lugar, hay que establecer las listas de contactos que necesitamos, añadiendo nuestros contactos a las listas correspondientes. Para ello, accederemos a cada lista y a través de administrar lista/editar podremos decidir qué contactos queremos añadir.

Una vez definidas, podemos configurar la visualización de las actualizaciones de todos los contactos de una misma lista en un muro paralelo.

Este punto es el más importante, ya que aquí definimos quienes van a ver nuestras publicaciones. Esto lo haremos a través de la pestaña “¿Quién puede ver mis cosas?”. En este punto, tendremos que decidir si vamos a querer compartir nuestra información con sólo una lista, con los amigos, amigos de mis amigos…o personalizado, en la que podremos añadir varias listas y excluir a otras.

Limitar el público de publicaciones antiguas: con esta opción podremos aplicar nuestra nueva configuración de privacidad de biografía a las publicaciones anteriores al cambio.

Igualmente, la red social va a facilitarnos diseñar nuestra Biografía y etiquetado: “¿Quién puede ver contenido en mi biografía?”. Con esto, podremos determinar qué personas o listas pueden ver las fotos en las que se nos ha etiquetado o las publicaciones que nuestros amigos han hecho en la biografía.

Sin embargo, lo más importante es elegir quién puede publicar en tu biografía, determinar quién puede etiquetarte en fotografías o visualizar tu biografía como la ven tus amigos.

Esta configuración de las publicaciones se toma por defecto cuando la personalizamos, pero podemos cambiarla individualmente para cada post que hagamos, pudiendo elegir entre las listas que tenemos, y si queremos hacerlo a público o privado.

Hay que recordar que cuando etiquetamos a algún amigo en nuestras fotos se aplicará también su configuración de privacidad, es decir si mi amigo tiene establecido que todas sus fotografías son públicas,  mi fotografía en la que él está etiquetado, pasará a ser pública.

Siguiendo con la configuración, nos encontramos con las personas que puedan ver nuestro perfil, quién puede publicar en nuestra biografía, quién nos puede mandar mensajes privados, quién puede ver la información personal de nuestro perfil y quién nos puede etiquetar en fotografías o publicaciones.

Al igual que en el resto de la configuración, podemos definirlo como  sólo yo, amigos, público, sólo yo y personalizado.

Otro punto a destacar, es la posibilidad de que Facebook nos permita limitar la visibilidad de nuestro perfil. Sobre todo, detallando si nuestro perfil debe aparecer en otros motores de búsqueda (como Google) y determinar quiénes pueden enviarnos mensajes privados, quiénes pueden agregarnos como amigos y quiénes pueden encontrarnos a través de nuestro teléfono móvil o nuestro email.

Otro punto importante es configurar que información ven las aplicaciones a las que les doy acceso.

Cuando hablamos de aplicaciones, nos encontramos con concursos, juegos, promociones, aplicaciones de páginas etc… Estas aplicaciones son desarrolladas por empresas o marcas para dinamizar su presencia social, ganar más fans y además, obtener ciertos datos de sus seguidores.

Para poder disfrutar de estos servicios, debemos ceder cierta información como nombre, edad, fotografías, contactos…

Para ver cómo están configuradas, debemos ir a configuración/aplicaciones. Si clicamos en “ver todas” aparecerán todas las aplicaciones a las que les hemos ido dando acceso. Poniendo el cursor sobre una aplicación, nos aparecerán las opciones de editar el acceso de ésta a nuestros datos o eliminarla.

Igualmente también encontramos otros parámetros a configuras:

Aplicaciones, sitios web y plugins. Pudiendo configurar la integración de tu perfil de Facebook con aplicaciones de terceros, como Spotify, periódicos digitales…

Aplicaciones que usan otras personas.  Aquí podremos limitar que datos no serán cedidos nunca por Facebook a esas otras empresas. En este caso, lo mejor es que no haya nada seleccionado.

Otro de los extremos a controlar, es la configuración de los anuncios.

Si entramos en Configuración/Anuncios, podremos definir tres parámetros:

Anuncios basados en mi uso de sitios web y aplicaciones. Definiendo si queremos que Facebook utilice los datos de nuestra navegación web y uso de aplicaciones para segmentar las campañas publicitarias de sus anunciantes.

Anuncios con mis acciones sociales. Desactivando esta opción, Facebook no utilizará tu nombre para publicar anuncios de las marcas que te gustan.

Anuncios basados en mis preferencias. En esta opción se nos permite administrar nuestras preferencias y controlar qué tipo de anuncios queremos recibir: de coches, de moda, de tecnología…

 

Publicar tu oposición a la privacidad de Facebook es inútil

Publicar tu oposición a la privacidad de Facebook es inútil

Publicar tu oposición a la privacidad de Facebook es inútil. Cada cierto tiempo nos encontramos con cadenas de mensajes en los muros de Facebook del tipo “Con este mensaje comunico a Facebook, que me niego a aceptar su política de privacidad…” con el pretexto de negar las condiciones de servicio de esta red social.

Antes de entrar a analizar esta cuestión, hay que indicar que estos post son TOTALMENTE INÚTILES. Para decirlo de manera sencillas, las condiciones privadas del servicio de Facebook prevalecen sobre cualquier manifestación que quiera hacer el usuario.

Pongamos un ejemplo sencillo, imagínate que contratas un servicio de telefonía, llevas con la compañía un año y al segundo año decides que no quieren que conozcan tu número de teléfono. Desde luego parece un poco contradictorio que la propia compañía que te da línea telefónica desconozca ese dato, pues algo parecido pasa con Facebook.

Recordemos que unirse a esta red, requiere la aceptación de todas sus condiciones de uso,  es decir que estar en Facebook, es una acción voluntaria que hace cada usuario. Simplemente a nivel lógico no parece muy sensato eso de unirse a esta red social, para luego decir: ¡Eh, pero yo luego hago lo que quiero con mis datos! Sobre todo cuando el verdadero negocio de Facebook son esos datos de cada uno de sus usuarios.

A nivel legal hay que destacar que Facebook no tiene un campo libre a la hora de establecer sus condiciones de uso y privacidad, ya que estas no deben de ser contrarias a ley ni al orden público. Sin embargo como ya hemos mencionado, la aceptación de sus condiciones de uso no va a poder ser modificada (menos que cambiando la configuración de privacidad de tu cuenta) y mucho menos con un mensaje publicado en tu tablón.

Además de no tener validez, muchos de estos mensajes masivos, mencionan leyes, artículos y normas que desde luego no tienen ninguna validez en territorio español. Muchas veces se habla del “Código de Propiedad Intelectual” cosa que, al menos en el ordenamiento jurídico actual español, es inexistente. Otras se mencionan convenciones que muchas veces no son vigentes, aplicable, o directamente inventadas.

Entonces, ¿no podemos hacer nada para tener nuestros datos más controlados en Facebook? Sin duda si podemos hacer, de hecho, podemos hacer bastante más de lo que pensamos. Las modificaciones las podemos a través de la configuración de la privacidad de nuestra propia cuenta de Facebook.

Dentro de esta configuración podemos encontrar la posibilidad de modificar desde que gente puede verte en Facebook (todos, amigos de amigos o solo amigos), quien va a ver nuestras publicaciones (todos, amigos de amigos o solo amigos), y decidir acerca de si queremos que nuestros datos de Facebook aparezcan o no indexados en los buscadores (Google).

Cualquiera de estas configuraciones de privacidad, que serán analizadas en un próximo artículo, son desde luego, mucho más efectivas a la hora de limitar nuestros datos que un mensaje sin ninguna eficacia publicada en nuestro muro de Facebook.

Google actualiza su política de privacidad.

[one_second]

Google actualiza su política de privacidad. El gigante Google permanece en evolución constante, es por ello que en estos últimos días ha procedido a actualizar su política de protección de datos.

En un mensaje que nos aparece a los usuarios al empezar a usar Chrome, o alguna de sus aplicaciones, podemos ver estos cambios que propone y el uso que se hacía hasta ahora de nuestros datos:

  • En primer lugar, destacar que los datos de navegación cuando por ejemplo se busca un restaurante en Google Maps o se visualiza un vídeo en YouTube, por ejemplo, se tratan para elaborar perfiles. Se tratan datos tales como el vídeo que has visto, los ID de los dispositivos, las direcciones IP, los datos de las cookies y la ubicación.
  • Igualmente se indica que la información del epígrafe anterior, también se trata a la hora de utilizar aplicaciones o sitios web que usan los servicios de Google, como anuncios, Analytics y el reproductor de vídeo de YouTube.
  • Sigue indicando que los datos recabados, entre otros, se recogen para mejorar los servicios que ofrecen, a través de un contenido más útil y personalizado, como resultados de búsqueda más relevantes.

[/one_second]

[one_second]

Con estos puntos parece que Google ha apostado por una personalización total de la experiencia del usuario a través de un procesamiento exhaustivo de los datos que recoge y trata de él, pero esto ¿en qué puede afectarnos?

En primer lugar destacar que Google a partir de ahora tratará datos técnicos de el hardware con el que estemos accediendo, tales como el Smartphone, modelo, compañía telefónica etc.. Igualmente registrará la IP, los fallos que presente, las búsquedas realizadas, las preferencias del usuario etc…

Todo este Big Data va a suponer un gran volumen de información de cada usuario que va a estar a total disposición del gigante de internet. En un principio asegura que no cederá estos datos a ningún tercero salvo “seguridad nacional”.

Sin embargo como siempre hemos recomendado desde Equal, hay que tener en cuenta y cuidar con suma delicadeza que tipo de datos ponemos a disposición de estos gigantes, ya que en muchos casos van a coger muchos datos de los que no somos conscientes, hay que evitar que datos sensibles que no queramos compartir sean conocidos por Google. Más vale tener mucha delicadeza al navegar, y publicar datos, que luego siempre puede haber filtraciones y problemas derivados de estos datos.

[/one_second]