Entradas

Nuevo timo que circula por whatsapp

Nuevo timo que circula por Whatsapp

Según informa “Onda Cero” en su web, la Policía Nacional advierte de un timo en forma de oferta que está circulando a través de las redes sociales, entre ellas Whatsapp.

El mensaje transmite una supuesta oferta que lanza Spotify en forma de campaña publicitaria, pero en realidad se trata de un “malware” cuya finalidad es el robo de datos.

El “timo” ha empezado a circular a través de la aplicación de Whatsapp, se trata, como decimos, de una supuesta oferta que habría lanzado la plataforma Spotify para atraer a clientes y lograr que se registraran como usuarios “Premium”, oferta que ha resultado ser una estafa.

Precauciones para evitar ser timados

La Policía Nacional advierte en sus redes del fraude que está circulando por la aplicación de mensajería instantánea.

Evitar el robo de datos, parte de nuestras medidas de seguridad, y las ofertas, que prácticamente regalan, los enlaces que presuntamente te brindan una súper oferta pueden ser una estafa o peor, pues este mensaje ha resultado ser un virus o “malware” cuya finalidad es el robo de datos.

El mensaje imita el código «https» con lo cual es muy fácil caer en la tentación, pues simula el protocolo de las páginas web seguras. Recuerda Spotify no está donando ni ofreciendo cuentas “Premium” gratis.

Nuestras huellas digitales

Nuestras huellas digitales

No, no nos referimos a las huellas de los dedos, que buscan los investigadores y policías de las series de televisión, sino al camino de arena sobre el que vamos dejando un rastro por donde navegamos por las redes sociales y los móviles, huellas fáciles de seguir, que hablan de nosotros.

Cada vez son más aquellas empresas que contratan servicios de investigación privado, con la finalidad, entre otras, de investigar bajas laborales fraudulentas. No llevan gabardina, ni una lupa, ni un periódico con agujeros para los ojos. Gran parte de su labor es trabajo de oficina, rastreando en internet la persona investigada. Y cada vez resulta más fácil obtener información gracias a las redes sociales y los móviles.

En el caso de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, localizarnos o seguirnos resulta tarea sencilla. Sólo con llevar el móvil encendido en el bolsillo es suficiente para localizar a alguien. En algunos casos, también es posible con el dispositivo apagado. Y no precisan de autorización judicial para ello. Pero si  cuentan con orden judicial, además pueden rastrear todos nuestros datos con solo solicitarlo a nuestra compañía de teléfonos y haciendo lo mismo a través de las redes sociales.

Pero si cualquier persona ajena a la Policía o a los Servicios de Inteligencia decide espiarnos, la respuesta es que, sin violar ninguna ley, también resulta sencillo dar con nuestros pasos y vigilarnos.

Siguiendo la huella digital

Un detective privado no tiene ningún privilegio legal en este sentido para poder investigar a alguien. Se somete a la misma legislación que cualquier ciudadano, con lo que no se le permite intervenir un teléfono o hackear una cuenta. Pero, a través de las redes sociales y el móvil logran la mitad de sus objetivos. En definitiva: si cualquier persona puede ver el contenido, ellos también.

A pesar de estas limitaciones los investigadores particulares suelen dejar casi resueltos sus casos solo con seguir nuestra huella digital. Somos permanentemente visibles a través de nuestros móviles y a través de cada conexión a internet. Es más o menos fácil seguir en tiempo real a una persona.

Esconderse, y evitar dejar rastros, es hoy en día realmente complicado. Aunque nos demos de baja en todas las redes sociales, siempre va a haber un amigo, familiar o conocido que te pueda mencionar o hacer alguna referencia, en alguna red social.

Todas las investigaciones que un detective privado realice deben tener un interés legítimo, según la ley. No se puede investigar a cualquier persona, cada investigación que realizan debe quedar registrada, ya que regularmente, la Policía supervisa el trabajo realizado por las agencias de detectives.

menores

Multa por aparecer con 11 menores en redes sociales

Hemos hablado en numerosas ocasiones de los problemas que puede suponer la publicación en redes sociales de fotos con menores. En este caso, vemos como las consecuencias derivan en una de las últimas posibilidades, la condena a una sanción de multa por aparecer con 11 menores en redes sociales.

Vemos en esta ocasión, como el Juzgado de Primera Instancia comunicó a la Agencia de Protección de Datos los citados hechos, junto con una copia del anuncio y del perfil de la red social.

Anuncio

Los hechos fueron comunicados por la AEPD, la cual comprobó que el individuo utilizaba dicha foto en su perfil de Facebook, en la que aparecía con 11 menores, sin autorización. Sin embargo, pero no obtuvo constancia del anuncio en la página de contactos, ya que tras realizar una búsqueda en el portal milanuncios no lo encontraron.

El  multado fue comunicado de la apertura del procedimiento sancionador, no recibiendo la Agencia respuesta alguna en el plazo de alegaciones. En ese momento, fue elevado a la dirección de la Agencia de Protección de Datos para que dictara una resolución al respecto.

El derecho a la protección de datos como siempre hemos dicho, requiere que la actuación que constituya un tratamiento de datos personales como es la mera captación de imágenes de las personas o su incorporación a un anuncio insertado en una web o una red social, debe tener autorización de la persona o representante. Por lo que debe analizarse en cada caso si este tratamiento se efectúa sobre información concerniente a personas físicas identificadas o identificables.

Así, en el presente supuesto, al considerarse que la fotografía de los menores afectados insertada en una web de anuncios y en Facebook permite la identificación de los mismos, debe concluirse la existencia de datos de carácter personal y la plena aplicabilidad de los principios y garantías expuestas en la normativa de protección de datos de carácter personal.

La sanción de 3.000 euros deberá hacerse mediante un ingreso en cuenta según los plazos que marca la Ley o en caso contrario se procederá a su recaudación en período ejecutivo.

Condena por comentarios en Facebook

Condena por comentarios en Facebook. En los últimos meses, nos hemos encontrado con numerosas sentencias de Tribunales nacionales promulgando sentencias sobre hechos originados en las redes sociales, Facebook, Whatsapp y Twitter son las más habituales.

En este caso, vemos como la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a un año de prisión por enaltecimiento del terrorismo a un joven que publicó en Facebook mensajes elogiando a ETA y con mensajes irónicos acerca de matar a policías.

Estos comentarios fueron publicados en su perfil, desde 2010 a 2014; entre ellos, había uno en el que se veía la imagen de dos encapuchados con cócteles molotov, sujetando un cartel con el emblema de GORA y la leyenda «Kontra el Estado Terrorista Gora»; otros de unos policías envueltos en llamas a los que puso el comentario «ke bien arde….la madera jejeje…». En otra ocasión, publicó «matar fachas y txakurras no es delito…es mi deporte favorito».

En este caso, vemos como el Tribunal Supremo sentencia que las frases publicadas en Facebook, «contienen una manifestación del discurso del odio al propiciar y alentar una incitación o provocación, aunque sea indirecta, a la violencia terrorista, generando de esta forma una situación de riesgo para las personas o derechos de terceros o para el propio sistema de libertades. Pues en algunas de ellas se hace una invitación a la pugna política por medios violentos al mismo tiempo que se justifica el uso de la violencia realizado en épocas recientes mediante atentados terroristas como sistema para solventar las discrepancias ideológicas y políticas. Trasluciéndose en diferentes mensajes un discurso del odio y de desprecio para las víctimas que legitima la intervención de la norma penal».

En este sentido, la Sala considera que el mensaje de los dos encapuchados coincide con el artículo 578 del Código Penal, exaltando y justificando la lucha violenta terrorista de forma genérica.

Nos hallamos ante una clase de expresiones y de discurso en el que se utilizan unas palabras y unos sintagmas que, al albergar unas connotaciones tan alabadoras y ensalzadoras del terrorismo e hirientes para las víctimas, las simples locuciones utilizadas en la redacción de los mensajes transparentan sin necesidad de complejas argumentaciones cuál es el ánimo con que actuó el acusado al publicar en una red social las frases e imágenes descritas en la premisa fáctica», subraya la sentencia.

Sobre los mensajes que justifican los atentados contra los policías del País Vasco, afirma la sentencia que justifica mediante un comentario jocoso los atentados contra esos funcionarios y al mismo tiempo menosprecia y humilla a las víctimas policiales que han sido objeto de atentados en el curso de su enfrentamiento con la organización terrorista ETA.

En relación con la frase «matar fachas y txakurras no es delito…es mi deporte favorito», indica que «banaliza y justifica los atentados mortales contra las fuerza de seguridad en el País Vasco», dado que el término Txacurra en vasco significa perro, y es utilizado en el lenguaje coloquial del entorno terrorista para referirse peyorativamente a los agentes que intervienen en la lucha antiterrorista.

La sentencia desestima el recurso de casación interpuesto por el condenado en el que alegaba, entre otros motivos, que accedía a dicho perfil con varios amigos a quienes no había dado sus claves, aunque ellos habían podido verlas. Para el Tribunal Supremo, esa tesis de la defensa carece de una base mínimamente razonable y es «una mera elucubración carente de toda verosimilitud y razonabilidad».

 

Nuevas herramientas de Twitter contra el acoso

Nuevas herramientas de Twitter contra el acoso

Nuevas herramientas de Twitter contra el acoso. Seguimos como las noticias acerca de los comentarios legalmente reprochables en Twitter. Lejos de ver la regulación de dichos comentarios, vamos a ver una nueva herramienta proporcionada directamente desde esta red social, para combatir contra estos comentarios inadecuados.

Twitter ha anunciado una serie de nuevas herramientas de denuncia de abusos en su red social y varios cambios en los sistemas que las procesan. Entre las novedades, una nueva forma de silenciar usuarios y conversaciones y una forma más directa de denunciar el acoso en la red social.

A través de un comunicado en su blog oficial, Twitter ha reconocido los problemas que han tenido para «estar a la altura y para responder a las conductas abusivas» de muchos de los usuarios de la red social.

Estos cambios, podemos resumirlos en tres aspectos.

En primer lugar, destacar la implementación de una función de silenciado de personas más extensa, permitiendo incluso acallar conversaciones por completo. No es lo mismo que la función de bloqueo, que lleva tiempo implantada.

De igual manera, Twitter asegura que se ha cambiado por completo su sistema de denuncia, haciéndolo «más directo» y con opciones distintas a las actuales. En el pasado, muchas voces han criticado que la opción de denunciar de la red social no sirve para nada, es confusa y no consigue que las personas con comportamientos abusivos sean expulsadas o investigadas.

En último lugar, destacar que la empresa asegura que ha reforzado el equipo encargado de procesar las peticiones de los usuarios en torno al acoso para que los castigos y el contacto con las autoridades, si fuera el caso, se produzcan más rápidamente.

Esto es algo que la propia compañía reconoce en su comunicado: «No esperamos que estos anuncios vayan a acabar con las conductas abusivas en Twitter. Ninguna acción por nuestra parte conseguiría eso. En su lugar, nos comprometemos a mejorar Twitter lo más rápido posible basándonos en todo lo que observamos y aprendemos».

 

Transferencia Internacional de Datos

Transferencia Internacional de Datos

Transferencia Internacional de Datos. Nos encontramos frente a una situación internacional inestable, vemos numerosos acontecimientos que pueden desviar nuestra atención y preguntarnos acerca del tratamiento que tienen nuestros datos personales en el extranjero. Las redes sociales, el Privacy Shield y la propia coyuntura definen la seguridad con la que las grandes empresas los tratan.

Una Transferencia Internacional de Datos es aquel  tratamiento de datos que supone una transmisión de los mismos fuera del territorio del Espacio Económico Europeo, bien por una cesión o comunicación de datos, bien por un tratamiento de datos por cuenta del responsable del fichero establecido en territorio español.

La legislación española, permite además que se realice una transferencia internacional cuando el país destinatario ofrezca un nivel de protección adecuado (la lista puede verse en este enlace).

Si la transferencia se realizase a un país que no proporcione un nivel de protección adecuado al que presta la LOPD, dicha transferencia deberá ampararse en alguna de las excepciones previstas en el art. 34 LOPD:

-Cuando la transferencia internacional de datos de carácter personal resulte de la aplicación de tratados o convenios en los que sea parte España.

-Cuando la transferencia se haga a efectos de prestar o solicitar auxilio judicial internacional.

-Cuando la transferencia sea necesaria para la prevención o para el diagnóstico médicos, la prestación de asistencia sanitaria o tratamiento médicos o la gestión de servicios sanitarios.

-Cuando se refiera a transferencias dinerarias conforme a su legislación específica.

-Cuando el afectado haya dado su consentimiento inequívoco a la transferencia prevista.

-Cuando la transferencia sea necesaria para la ejecución de un contrato entre el afectado y el responsable del fichero o para la adopción de medidas precontractuales adoptadas a petición del afectado.

-Cuando la transferencia sea necesaria para la celebración o ejecución de un contrato celebrado o por celebrar, en interés del afectado, por el responsable del fichero y un tercero.

-Cuando la transferencia sea necesaria o legalmente exigida para la salvaguarda de un interés público. Tendrá esta consideración la transferencia solicitada por una Administración fiscal o aduanera para el cumplimiento de sus competencias.

-Cuando la transferencia sea precisa para el reconocimiento, ejercicio o defensa de un derecho en un proceso judicial.

-Cuando la transferencia se efectúe, a petición de persona con interés legítimo, desde un Registro Público y aquélla sea acorde con la finalidad del mismo.

Si hubiera consentimiento del afectado a la transferencia se deberá tener en cuenta que para que dicho consentimiento tenga la consideración de inequívoco, exigencia prevista en el artículo 34.e) de la LOPD, será obligatorio que en la solicitud del mismo conste, además del destinatario de la transferencia, el país de destino así como la finalidad específica y determinada para la que se transfieren los datos de carácter personal.

Si la transferencia internacional de datos no se encuentra amparada en ninguno de los supuestos citados en este apartado, deberá solicitar la preceptiva autorización del Director de la Agencia Española de Protección de Datos.

 

Whatsapp contra las agencias europeas

Whatsapp contra las agencias europeas

Whatsapp contra las agencias europeas. Las redes sociales y las agencias europeas de protección de datos siempre tienen un tira y afloja en sus intenciones. Nos encontramos habitualmente con decisiones u opiniones de las agencias europeas o de la comisión con respecto al tráfico de datos de las redes sociales con los usuarios.

Desde Europa ya se ha comenzado a mirar con lupa las actuaciones de Facebook en relación a su actividad con WhatsApp, aplicación de mensajería de la que es propietaria, y que en las últimas semanas ha comenzado a importar datos e información personal.

Las principales agencias de protección de datos europeas, entre las que se encuentra la española, ya han iniciado las pertinentes investigaciones para analizar pormenorizadamente si la transferencia de información personal realizadas entre ambos servicios digitales vulneran la normativa vigente.

Tras las nuevas condiciones de uso de la aplicación WhatsApp, en las cuales se anuncia la transferencia de datos personales hacia Facebook, la Agencia Española de Protección de Datos ha confirmado que examinará los tratamientos que esta comunicación genera para dirimir si las actuaciones «respetan la legislación española de protección de datos».

La compra de Whatsapp, tenía un objetivo claro desde el principio: hacerse con los datos de los millones de usuarios, personas con nombres y apellidos, su lista de contactos, los números de teléfono de hasta aquellos usuarios quienes no están registrados en la plataforma. Y todo para potenciar su estrategia publicitaria y profundizar aún más en el conocimiento de sus perfiles.

Este cambio en los términos y condiciones, se supone que es un cambio destinado a mejorar el servicio.

Este cambio en los términos de uso, permite, la transferencia de información y datos personales a su empresa matriz. La compañía dio entonces un plazo de un mes para aceptar los términos de uso de la aplicación, pero tras el plazo, los usuarios que no aceptaran el formulario corren el riesgo de ver prohibida la entrada.

En la actualidad, hay grandes dudas, ya que se ha aprobado el reglamento europeo pero no se va a aplicar hasta el 25 de mayo de 2018.

Por ello, la aplicación WhatsApp, debió contar con el «consentimiento expreso» del propio usuario, pero lo que hizo la compañía fue considerar que si el usuario no había mostrado su discrepancia al respecto, automáticamente entendía que se aceptaban las cláusulas por defecto, es decir, de manera tácita.

Los gigantes de internet, a menudo, y por no decir siempre, acuden a una narrativa y un estilo jurídico ambiguo a la hora de presentar de las condiciones de uso de sus servicios, muchos de ellos, plataformas que forman parte de la vida diaria de muchas personas.

Que WhatsApp se haya convertido en la herramienta por defecto de media Europa no impide que Facebook, que es la legítima propietaria de WhatsApp, pueda tomar la decisión de anunciar un cambio en sus políticas, compartir los datos que la app genera con el resto de los productos de su cartera, siempre que lo haga proporcionando la información adecuadamente y ofreciendo alternativas configurables para quien prefiera optar a que esa compartición no tenga lugar.

Facebook, por su parte, ha salido al paso para defender que las comunicaciones digitales entre la red social y la aplicación móvil se ajustan a la normativa vigente.

Control de los Datos, Telefónica vs OTT

Control de los Datos, Telefónica vs OTT

Control de los Datos, Telefónica vs OTT. Los datos personales, son la nueva moneda de cambio en este mundo digital. Esta gran cantidad de datos tienen un flujo imparable que en la mayoría de ocasiones resulta complicado de seguir, por ello poco a poco se ponen métodos para que el usuario pueda tener un control total sobre éstos.

En vista de este flujo de datos, Telefónica ha retado a estas grandes firmas digitales en relación al uso de los datos móviles. Por ello, la empresa está creando una plataforma tecnológica para que sus abonados no solo conozcan toda la información que manejan las redes sociales y las compañías de Internet como Facebook, WhatsApp o Google, sino para que puedan bloquear esa información o de cobrar por dichos datos.

El propio presidente de Telefónica, anunciaba la creación de esta aplicación para obligar a los gigantes tecnológicos a abonar dinero a sus clientes por el uso de sus datos. Esta plataforma estaría en un principio disponible para el gran público en 2017.

Esta aplicación, sigue una corriente de lucha de las telecos como Telefónica, Orange o Vodafone con las firmas digitales OTT (Over The Top) como WhatsApp, Facebook, Google o Spotify. Esta lucha está destinada a que estos gigantes, soporten parte del coste de las infraestructuras que usan sus aplicaciones y que sus continuas actualizaciones solicitan más y más capacidad.

Por ello, estos operadores querían cobrar un canon a las compañías online por el uso de sus redes para funcionar, sin embargo, Telefónica prefiere optar por una fórmula para dejar en manos del usuario la posibilidad de monetizar sus datos personales.

Como bien es sabido por todos, es escaso el control que los usuarios tienen de sus datos en plataformas como WhatsApp o Facebook, por ello Telefónica quiere fidelizar clientes exigiendo que estos puedan manejar y monetizar el uso de dicha información privada.

“Telefónica tiene más información sobre sus usuarios que cualquier empresa de Internet. Ellos utilizan algoritmos pero nosotros tenemos datos de consumo real, de lo que compran, de los que gastan, o de sus preferencias. Pero, a diferencia de esas empresas, Telefónica no va a vender esa información, sino que va a ponerla en manos de sus dueños, a quienes se les ha expropiado, para que ellos decidan con las herramientas de red y de software precisas qué hacer y cómo rentabilizar esos datos”, apuntó el máximo directivo de Telefónica.

Dentro de las ventajas de esta herramienta podemos encontrar la sencillez de uso y la posibilidad de consultar nuestra información en tiempo real, apareciendo todos los datos dispersos en torno a los clientes para que puedan negociar con los OTT.

Desde la operadora se recuerda la necesidad de que las empresas de Internet se sometan en iguales condiciones al nuevo reglamento de la Unión Europea sobre la neutralidad de la red que impide a las compañías de telecomunicaciones bloquear, discriminar o ralentizar el tráfico de Internet independientemente de los contenidos que vayan a través de sus redes o los proveedores de los mismos, salvo en caso de congestión de red. “Mismo servicio, mismas reglas”, subrayó el directivo.

Control de los Datos, Telefónica vs OTT

Autenticidad de los mensajes de las redes sociales

Autenticidad de los mensajes de las redes sociales

Autenticidad de los mensajes de las redes sociales. Uno de los grandes problemas de las redes sociales y su inclusión en procesos judiciales es la verificación de su autenticidad.

Esta casuística es provocada por la fácil manipulación que tienen estos medios de prueba debido al avance de la tecnología y la posibilidad de personalizar y modificar casi cualquier programa existente.

Ya en mayo de 2012, el Tribunal Supremo, estableció que la prueba de una comunicación bidireccional mediante cualquiera de los múltiples sistemas de mensajería instantánea debe ser abordada con “todas las cautelas”, debido a que “la posibilidad de una manipulación forma parte de la realidad de las cosas”.

En este caso, el Tribunal determina válidos, los diálogos mantenidos en la red social Tuenti por una menor con un amigo, a quien contó los abusos sexuales por parte del novio de su madre.

Concretamente, se aportaron a la causa los pantallazos de la cuenta de Tuenti de la menor, condenando por ello a 5 años y un día de prisión al hombre por un delito de abusos sexuales.

Este caso llegó hasta el Tribunal Supremo, el cual rechazó el recurso de casación del condenado en el que ponía en duda la autenticidad del diálogo en Tuenti, alegando que podía estar manipulado.

Sin embargo, en esta sentencia, la víctima puso a disposición del juez su contraseña de Tuenti para que, llegado el caso, se comprobara su autenticidad mediante un informe pericial. Siendo evidencia electrónica que puede ser aportada como prueba en un juicio y los jueces deberán valorar caso por caso si son auténticas o han sido manipuladas.

Es por esto, que si bien es cierto que estas conversaciones por chats, puedan ser presentadas dentro de un proceso judicial como medio de prueba, su validez es limitada. Por ello, desde Equal, siempre recomendamos realizar las comunicaciones con clientes, o personal laboral (dentro de lo posible), desde un medio en el que sea posible presentar prueba.

El medio más habitual es el correo electrónico, ya que se puede guardar copia del correo, y presentarse de manera más o menos fiable ante un tribunal. Por lo que insistimos, sobre todo en el entorno empresarial, evitar el envío por defecto de mensajes de Whatsapp para todo tipo de cuestiones. Ya que además de los límites legales que pueda suponer, a la hora de la organización laboral, es mucho más eficiente poder ordenar estos mensajes a través de un gestor de correo electrónico,  y no confiando en estas aplicaciones móviles.

La red social Tuenti cierra, ¿qué pasará con nuestras fotos?

La red social Tuenti cierra, ¿qué pasará con nuestras fotos?

[one_second]

La red social Tuenti cierra

Tuenti cierra, la red social se va a reinventar después de que haya visto como otras redes sociales como Facebook y Twitter les hayan ido comiendo el terreno, y va a centrar su modelo de negocio en convertirse en un operador móvil virtual, utilizando la red de Telefónica, con el objetivo a futuro de alcanzar el millón de clientes. Atrás parece que van a quedar los casi 20 millones de adolescentes que desde 2006 abrieron un perfil en dicha red social, pero la pregunta ahora que se nos plantea a todos es la misma, ¿qué va a pasar con esas millones de fotos que se subieron a Tuenti?

Muchos usuarios se plantearán ahora acerca de la posibilidad de recuperar sus datos, y sus fotos. La buena noticia es que los datos personales, al desaparecer la red social van a desaparecer con ella, haciéndolos inaccesibles desde los buscadores genéricos, pero ¿qué sucede con los datos personales referidos a las fotos que se han subido durante el tiempo de vida de la red social?

Pues bien, para que todas esas fotos no queden en el limbo cibernético, Tuenti a través de una actualización de su aplicación para móviles con sistema Android e iOS, ha incluido una herramienta de descarga la cual permite a través de un archivo zip, con la opción también de crear un vídeo con las imágenes más populares.

Actualmente, se puede también desde la app de la red social descargarse las antiguas fotos, pero una a una, lo que hace que su recuperación sea un proceso demasiado lento, ya que los servidores de Tuenti alojan más de cinco mil millones de fotos, ya que se llegaron a subir más de tres millones de imágenes al día cuando Tuenti era la red social favorita entre el público adolescente.

[/one_second]

[one_second]

La empresa reconoce que la red social ya no le aporta ingresos. “En 2011 la mayor parte de los ingresos procedían de la publicidad de la red social; en 2013 tres cuartas partes eran ya fruto de su actividad como operador de telefonía, mientras que en la actualidad vienen en su totalidad de este servicio”, indica el el consejero delegado de Tuenti, Sebastián Muriel.

En 2014, Tuenti mejoró notablemente sus números tras las fuertes pérdidas registradas (35 millones de euros) en sus dos primeros años como operadora móvil. La cifra de negocios creció un 25% hasta los 21,1 millones de euros (el 98% de las ventas procede del servicio como operador móvil), y redujo sus pérdidas un 33%, hasta los 16 millones. De hecho, teniendo en cuenta el coste mayorista que le paga a Telefónica por usar su red (16,6 millones), la empresa dejó de tener un impacto negativo para el grupo.

Por todo esto, todo parece indicar que los planes de futuro de la compañía pasan por su expansión internacional como operador móvil virtual de la mano de Telefónica que le aporta la red y la financiación. En la actualidad, Tuenti está presente en Perú, Ecuador, Argentina y México, además de España, y se plantean alcanzar inaugurar el servicio en un mercado latinoamericano más y alcanzar en los próximos años, como hemos dicho anteriormente el millón de clientes en todos los países, triplicando la base actual.

Desde Equal Protección de Datos queremos tranquilizar a la gente que pensaba que con este cierre iba a perder todas sus fotos, e indicamos la manera que hay para no perderlas.

[/one_second]

¿Cómo proteger a los menores en las redes sociales?

¿Cómo proteger a los menores en las redes sociales?

[one_second]

Parece que ahora vivimos conectados a las redes sociales. Tanto mayores como menores, en la mayoría de los casos tienen una cuenta donde se publican  todo tipo de cosas, desde canciones que gustan hasta fotografías. Es aquí donde comienza el problema. ¿Qué pasa cuando los padres publican imágenes de sus hijos? ¿Qué pasa con los menores que, sin pensar en el futuro  y sin saber que trascendencia puede tener, publican fotografías?

Éste es el tema que nos ocupa hoy, ¿cómo proteger a los menores en las redes sociales?.

Entendemos por menores a todas aquellas personas menores de dieciocho años que se encuentren en territorio español y  al igual que todos, tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Como queda establecido en la Ley Orgánica 1/1996, son los padres o tutores y los poderes públicos los que deben respetar los derechos mencionados y deben protegerlos frente a posibles ataques de terceros. Se establece como regla general que para que pueda utilizarse la imagen de un menor, se necesita la autorización de los padres o tutores por ser los titulares de la patria potestad ya que se considera que el menos es un ser vulnerable que necesita protección ante cualquier ataque o injerencia que pueda perjudicar el desarrollo de su personalidad.

[/one_second]

[one_second]

Sin embargo, la Ley Orgánica 1/1982 establece que el consentimiento de los menores e incapaces debe presentarse por ellos mismos si sus condiciones de madurez lo permiten.Por lo que en caso de que se trate de un menor “maduro” los actos referidos al ejercicio de los derechos en cuestión quedan excluidos  del ámbito de representación de los padres o tutores. Por lo que para el resto de los casos, se necesita el consentimiento de los padres/tutores.

Para el caso concreto de los medios de comunicación, aunque exista el consentimiento del menor, maduro, o el de los progenitores se habilita al Ministerio Fiscal para intervenir ante posibles intromisiones realizadas a través de los medios de comunicación que puedan perjudicar al menor.

Desde aquí, después de éstas breves aclaraciones se recomienda que antes de que se publiquen fotografías de menores y otro tipo de informaciones, los padres o tutores deben tener en cuenta los derechos del menor y la trascendencia que en el futuro éstas actuaciones pueden causar al libre desarrollo de la personalidad del menor. Y muy importante señalar que es el menor el titular  en última instancia de los derechos al honor, intimidad y propia imagen, ya que aunque los padres le representen, el ordenamiento no legitima a los progenitores a realizar cualquier actuación que pueda repercutir en la intimidad del menor, y por lo tanto, lo que debe primar por encima de todo es el interés del menor.

[/one_second]

Importantes cambios en el Safe Harbour y Redes Sociales

Importantes cambios en el Safe Harbour y Redes Sociales

[one_second]

En la legislación sobre protección de datos una transferencia internacional de datos es, en virtud del artículo 5.1 del RLOPD, un tratamiento de datos que supone una transmisión de los mismos fuera del territorio del Espacio Económico Europeo (EEE), bien constituya una cesión o comunicación de datos, bien tenga por objeto la realización de un tratamiento de datos por cuenta del responsable del fichero establecido en territorio español.

Dentro de las transferencias internacionales de datos existen una serie de excepciones en las cuales simplemente notificando a la agencia pueden realizarse esta operación. Dentro de estas excepciones se encuentra la posibilidad de que el país al que se vayan a transferir los datos se encuentre dentro del llamado acuerdo de “safe harbour”, o puerto seguro. Este acuerdo está firmado por diferentes entidades estadounidenses, y por el mismo se comprometen a aplicar un nivel de seguridad en cuanto al tratamiento de los datos similares a las exigidas por la normativa europea. Es por ello que este acuerdo de puerto seguro facilitaba la transferencia de datos entre la Unión Europea y estas empresas de Estados Unidos, facilitando el tráfico de datos y mejorando con ello las diferentes relaciones comerciales.

Sin embargo, con fecha 6 de octubre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha publicado una sentencia que cambia por completo esta figura y su legitimidad.

Dicha sentencia se basa en una demanda planteada por el austriaco Maximillian Schrems, un activista de 27 años contra la violación de la privacidad de Facebook. Schrems denunció a la  Agencia de Protección de Datos irlandesa, (lugar en el que Facebook tiene su filial para luego hacer la transferencia de datos a su sede en EEUU) después de que las filtraciones de Snowden demostraran que la red social no hizo nada por evitar la vigilancia masiva de la NSA durante años y que, de hecho, el «Safe Harbour» creado para el intercambio de datos era de todo menos seguro.

A partir de dicha demanda, el TJUE ha determinado en su sentencia que los acuerdos de puerto seguro dejan de tener validez ya que (según la sentencia) los Estados Unidos no garantiza un nivel de protección adecuado de los datos personales transferidos dice el dictamen emitido hoy.

El Tribunal de Justicia por ende «declara inválida la Decisión de la Comisión Europea de 26 julio de 2000. Como consecuencia de esta sentencia, la autoridad irlandesa de control está obligada a examinar la reclamación del Sr. Schrems con toda la diligencia exigible y,

[/one_second]

[one_second]

al término de su investigación, deberá decidir si, en virtud de la Directiva, debe suspender se la transferencia de los datos de los usuarios europeos de Facebook a Estados Unidos porque ese país no ofrece un nivel de protección adecuado de los datos personales».

La cuestión radicaba en que el Tribunal Supremo irlandés quería conocer acerca de que el hecho de que debido a la existencia de estos acuerdos de puerto seguro impidiera que las autoridades nacionales de control de protección de datos puedan investigar denuncias de manera individual acerca de estos temas, llegando al caso de impedir que los datos sean transferidos a un país que considera no seguro.

El Tribunal contestó de manera tajante: «La Comisión estaba obligada a comprobar si Estados Unidos garantiza efectivamente, en razón de su legislación interna o de sus compromisos internacionales, un nivel de protección de los derechos fundamentales sustancialmente equivalente al garantizado en la Unión en virtud de la Directiva, interpretada a la luz de la Carta. El Tribunal de Justicia observa que la Comisión no llevó a cabo ese examen, sino que se limitó a analizar el régimen de puerto seguro».

Pero, ¿qué implicaciones tiene esta sentencia en realidad?

Básicamente devuelve poder a las agencias nacionales de protección de datos, para evaluar (previa denuncia se entiende) si los acuerdos de puerto seguro tienen el nivel necesario de protección para igualarlos a la legislación nacional, esto va a suponer una auténtica potestad sancionadora sobre este tipo de acuerdos pudiendo anularlos en su jurisdicción siempre que lo considere oportuno.

Las redes sociales van a tener un gran punto de inflexión en estos casos, ya que la mayoría tienen sus servidores en suelo estadounidense, y puede llegarse al punto de que la mayoría tengan que renegociar las condiciones de estas transferencias de datos.

Desde Equal Protección de Datos entendemos que desde un punto de vista estricto de protección de la privacidad  puede ser positiva la repercusión que esta sentencia puede tener. Todo lo que implique que las autoridades de protección de datos de cada Estado tengan mayor autonomía y poder de control puede considerarse a priori positivo. Ahora bien, habrá que esperar para ver el impacto que pudiera tener a nivel comercial. Como en todo, debe guardarse un adecuado equilibrio entre el derecho a la privacidad y otro tipo de intereses. Encontrarlo no es fácil, pero sin duda es lo deseable y debe ser el objetivo.

[/one_second]