El secuestro de datos, una práctica cada vez más peligrosa. El secuestro de datos o bloqueo de un terminal, para luego exigir el pago de una cantidad de dinero, más conocido como ransomware, es una práctica que es cada vez más presente y presenta más peligros para los usuarios.

Este hecho, lo vemos reflejado en el último boletín de seguridad de Kaspersky (conocida empresa que trabaja en software de antivirus para diversos dispositivos). El ransomware, se está consolidando como la amenaza de seguridad más común en el entorno móvil. En el último año se han multiplicado por cuatro los casos en Android.

Esta práctica, se desarrollo, ya que algunos hackers, vieron  que la información personal que guardamos en el teléfono tiene más valor para nosotros que para terceros, creado herramientas que cifran el contenido del teléfono o el ordenador. Si se quiere volver a recuperar el control, es necesario pagar el rescate.

Existen aplicaciones que se han diseñado con esta función, como Fusob, que se enmascara como un reproductor multimedia que se instala en ciertas páginas pornográficas y representa más de la mitad de las amenazas registradas. En este caso, para quitar el bloqueo del cifrado de los datos las víctimas tienen que pagar entre 100 y 200 dólares en tarjetas regalo de iTunes.

Es cierto que los móviles no son tan vulnerables como antes y los sistemas operativos suelen ser más restrictivos a la hora de otorgar acceso y permiso a las diferentes aplicaciones. Muchos de estos ataques se producen en China y Rusia, países en los que es más frecuente encontrar móviles que usan tiendas de aplicaciones de terceros, en las que hay menor control sobre las aplicaciones distribuidas. Por esto, para un usuario que recurra a la tienda oficial de Google para descarga de apps y sea precavido durante la navegación el riesgo de infección es muy, muy bajo.

Aún así, hay excepciones y Fusob aprovecha una de ellas. Ha afectado sobre todo a Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, países que hasta ahora parecían a salvo de las oleadas de ataques maliciosos en móviles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.