Entradas

La Agencia Española de Protección de datos ha sancionado con 3000 Euros a una empresa debido al envío de publicidad por correo electrónico sin contar con el consentimiento del destinatario de la publicidad.

En el procedimiento sancionador PS/00434/2021, el reclamante inicia el proceso contactando con la autoridad de control, indicando estar recibiendo comunicaciones comerciales no solicitadas procedentes de la empresa reclamada a través de su dirección de e-mail, a pesar de haber hecho uso del enlace contenido en los mismos para cancelar la suscripción y respondido a uno de los mensajes solicitando la detención de los envíos.

La agencia traslado la reclamación a la parte reclamada sin recibir respuesta, por lo que se admitió a trámite dicha reclamación, iniciándose finalmente procedimiento sancionador por presunto incumplimiento del artículo 21.1 de la LSSI.

¿Qué nos dice el artículo 21.1 de la LSSI?


1. Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que
previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas

2. Lo dispuesto en el apartado anterior no será de aplicación cuando exista una relación contractual previa, siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente. En todo caso, el prestador deberá ofrecer al destinatario la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que le dirija.

Cuando las comunicaciones hubieran sido remitidas por correo electrónico, dicho medio deberá consistir necesariamente en la inclusión de una dirección de
correo electrónico u otra dirección electrónica válida donde pueda ejercitarse este derecho, quedando prohibido el envío de comunicaciones que no incluyan dicha
dirección.

Por otra parte, el artículo 22.1 de la LSSI establece que:

1. El destinatario podrá revocar en cualquier momento el consentimiento prestado a la recepción de comunicaciones comerciales con la simple notificación de
su voluntad al remitente.

A tal efecto, los prestadores de servicios deberán habilitar procedimientos sencillos y gratuitos para que los destinatarios puedan revocar el consentimiento que
hubieran prestado. Cuando las comunicaciones hubieran sido remitidas por correo electrónico, dicho medio deberá consistir necesariamente en la inclusión de una
dirección de correo electrónico u otra dirección electrónica válida donde pueda ejercitarse este derecho, quedando prohibido el envío de comunicaciones que no
incluyan dicha dirección.

La AEPD multa debido al envío de comunicaciones comerciales no deseadas

La Agencia, tras valorar la documentación aportada por el reclamante, considera que ha sido vulnerada la Ley en materia de protección de datos, calificándose la infracción como leve, pudiendo ser sancionada con multa de hasta 30.000 Euros.

Teniendo en cuenta los artículos 39bis y 40 de la LSSI en relación a la moderación de las sanciones y la graduación de la cuantía de las sanciones respectivamente, la autoridad de control decide sancionar con 3000 Euros a la empresa reclamada, poniendo de manifiesto las siguientes circunstancias agravantes :

a) La existencia de intencionalidad, debido a la falta de diligencia como integrante del elemento subjetivo de la culpabilidad, al ser enviados tres e-mails
comerciales sin consentimiento del reclamante y a pesar de que este se dirigió a la empresa solicitando que no se detuvieran dichos envíos y recordándole que el
tratamiento de sus datos debía contar con su consentimiento.

b) Plazo de tiempo durante el que se haya venido cometiendo la infracción, puesto que la entidad se ha reiterado en la conducta, continuando en el envío de las
citadas comunicaciones entre el 07/01/2021 y 16/04/2021 a pesar de la solicitud manifestada anteriormente.

Como vemos es realmente sencillo poder ser sancionado por no cumplir con la Ley en materia de protección de datos, haciéndose fundamental contar con un servicio que permita que nuestra empresa este totalmente adaptada al RGPD, la LOPD y a la ya mencionada LSSI.

Equal, Abogados protección de datos en Madrid.

La Agencia Española de Protección de datos ha multado Amazon Road Transport Spain, S.L. (“Amazon Road”) con dos millones de Euros al no cumplir el principio de licitud del tratamiento al tratar datos personales relacionados con antecedentes penales.

Amazon Road es parte del grupo Amazon, encargándose de proporcionar distintos servicios de distribución a dicho grupo.

La Unión General de Trabajadores fue la encargada de presentar reclamación ante la AEPD, indicando que Amazon Road estaba solicitando certificado de ausencia de antecedentes penales a candidatos a distintos puestos de trabajo.

¿Supone el solicitar certificado de carencia de antecedentes penales un tratamiento de datos de naturaleza penal regulado por el Reglamento General de Protección de Datos?

La empresa reclamada alegó ante la AEPD lo siguiente : “un certificado de antecedentes penales que ponga de manifiesto que una persona concreta carece de condenas penales no recoge de manera estricta ningún dato relacionado con condenas e infracciones penales”.

Sin embargo la AEPD no está de acuerdo con este argumento al considerar que la información contenida en un certificado de existencia de antecedentes penales o de no existencia de los mismos, así como su solicitud, supone un tratamiento de datos. La información que se está tratando es un dato relativo a condenas penales, estando vinculado con una persona física concreta.

La AEPD multa a Amazon

La AEPD multa a Amazon Road con una sanción de dos millones de Euros por no cumplir con el RGPD, estando en el mismo regulado el tratamiento de los datos personales de naturaleza penal.

Dicho tratamiento de datos de naturaleza penal sólo podrá llevarse a cabo bajo la supervisión de las autoridades públicas” (art. 10 del RGPD) o “solo podrá llevarse a cabo cuando se encuentre amparado en una norma de Derecho de la Unión, en esta ley orgánica o en otras normas de rango legal” (art. 10 de la LOPDGDD). Por ello la AEPD, indicando la no existencia dentro de del derecho de una norma que permita llevar a cabo el tratamiento de datos de antecedentes penales pretendido, concluye que «no cabe, en este caso, acudir a otras bases jurídicas para legitimar el tratamiento de datos personales relativos a condenas e infracciones penales”.

Adapta tu empresa o entidad a la LOPD, abogados expertos.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado con 4000 Euros a un Club deportivo, al haber este incluido en un grupo de Whatsapp a un antiguo cliente, sin contar con consentimiento previo u autorización por parte de dicho cliente.

El afectado reclama ante la AEPD indicando que su número de teléfono, siendo este un dato personal, ha sido incluido en un grupo de Whatsapp sin habérsele solicitado consentimiento previo. Para mayor gravedad, el cliente no es usuario o mantiene relación alguna con el centro deportivo desde hace más de 10 años.

Una vez iniciado el procedimiento la Agencia dio traslado de dicha reclamación al reclamado, de cara a que se procediese al análisis de la misma y se informase a la AEPD de las acciones llevadas a cabo para adecuarse a la normativa de Protección de datos, no recibiendo respuesta  por parte del reclamado.

LA AEPD ACTUA ANTE LA VULNERACIÓN DEL RGPD

Por todo ello, la AEPD inició procedimiento sancionador, por la presunta infracción de los arts. 32, 5.1.e) y 6 del RGPD.

El reclamado vulnera el art, 6 del Reglamento General de Protección de Datos al haber tratado datos personales del reclamante sin su previo consentimiento

Por otro lado, y como indicábamos previamente, contraviniendo el art. 5.1 e) del RGPD, el centro deportivo conserva los datos personales del cliente pese a que el reclamante no es su cliente desde hace más de diez años. El RGPD establece que los datos no podrán conservarse más que el tiempo necesario para la finalidad para la que fueron tomados.

Para finalizar, al haber puesto a disposición de terceros el número de teléfono móvil del reclamante, habiéndole incluido en un grupo de Whatsapp, se vulnera su confidencialidad. Considerando la agencia que las medidas de seguridad del reclamado no se adecuan a la Ley, al contravenir los apartados b y d del art. 32 del Reglamento.

4000 EUROS DE SANCIÓN

Si bien la AEPD considera que no hay intencionalidad en la vulneración del RGPD, si valora dicha vulneración como significativa, al conservar el reclamado los datos personales del reclamante pese a no ser cliente desde hace más de diez años.

Por todo ello la AEPD impone al club deportivo las siguientes cuatro sanciones:

  • Por la infracción del art. 6 del RGPD, una multa de 1.000 euros;
  • Por la infracción del art. 5.1 e) del RGPD, una multa de 1.000 euros;
  • Por la infracción del art. 32.1 e) del RGPD, una multa de 1.000 euros;
  • Por la infracción del art. 32.1 d) del RGPD, una multa de 1.000 euros.