Apps en el entorno laboral. El entorno laboral y el privado tienden a conectar. En esta sociedad actual en la que los dispositivos privados se convierten en laborales, como el móvil de empresa y viceversa; hay que dejar muy claro la diferenciación de sus usos y de las aplicaciones instaladas.

La última edición del informe La Sociedad de la Información en España, presentada el pasado febrero por la Fundación Telefónica informa que el 68% de los trabajadores que tienen móvil de empresa instala aplicaciones para su uso personal en ese mismo dispositivo.

Este hecho provoca, que si un empleado descarga apps cuyo control está fuera del equipo de tecnología de su compañía y las usa en el mismo terminal en el que guarda información de la empresa, los propios datos corporativos podrían quedar desprotegidos y al alcance de terceros en el caso de que se descubran vulnerabilidades en esas aplicaciones de uso personal.

La firma de seguridad Mobile Iron encuestó entre octubre y diciembre de 2016 a más de 7.800 compañías que equipan a sus empleados con terminales móviles que funcionan con iOS, Android y Windows. Con esta encuesta ha elaborado una lista con las aplicaciones más descargadas y más peligrosas para los dispositivos de empresas.

  1. ‘Angry Birds’

Aunque si bien es cierto que no es actualmente de las aplicaciones más descargadas. A nivel mundial, Angry Birds  encabeza esta lista de apps prohibidas en España, Estados Unidos y Australia, sobre todo desde que su nombre salió a relucir en algunas prácticas de espionaje.

  1. Dropbox

Dropbox es una herramienta muy potente para compartir documentos pesados, sin embargo, su posición en esta lista se debe a sus brechas de seguridad. Como por ejemplo que el pasado agosto la propia compañía reconoció el hackeo de 60 millones de cuentas de este servicio.

  1. Facebook

Dependiendo de la tipología de la compañía, el uso de las redes sociales desde dispositivos móviles puede que se limite a los profesionales que realizan tareas de comunicación, relaciones públicas o atención al cliente no solo por cuestiones de productividad, sino también por algunos problemas de privacidad detectados en el pasado.

  1. WhatsApp

Bien es cierto que la popular plataforma de mensajería,  activó el cifrado de mensajes de extremo a extremo en el año pasado. Pero su relación con, Facebook, la vulnerabilidad de su contenido y la ineficacia de comprobación del contenido, hace que no cuente con el beneplácito de los departamentos de tecnología.

  1. Twitter

Twitter, además de sus conocidas brechas de seguridad, es una red social con mucho peligro para las empresas, pudiendo poner en conocimiento de una gran cantidad de gente, de información sensible de la empresa, con conocimiento o por error.

  1. Skype

Una de las primeras aplicaciones que apareciese en los métodos de espionaje que reveló Wikileaks hace que sea de esta una de las aplicaciones en las que hay que definir claramente por la empresa sus usos y limitaciones.

  1. OneDrive

A no ser que su aplicación móvil esté autorizada por la compañía y se use con la cuenta corporativa, este servicio de almacenamiento en la nube de Microsoft también suele vetarse en los teléfonos de empresa para evitar posibles robos de información.

  1. Outlook

Outlook forma parte de Office 365, el conjunto de herramientas de colaboración y cooperación de Microsoft en la nube. Esta aplicación favorecé y gestiona el uso de las demás herramientas de Microsoft haciendo muy útil su instalación.   Sin embargo, la desconfianza surge si el usuario se instala por su cuenta Outlook, sin autorización de la empresa, y además la utiliza para unificar distintas bandejas de entrada de otros proveedores de correo electrónico, así como correo personal.

  1. Netflix

Netflix se vio afectada el pasado octubre por una oleada de ciberataques masivos contra su web. Por eso, no resulta extraño que la app de este popular servicio de vídeo bajo demanda también sea vista con cierto recelo por parte de los departamentos de tecnología.

  1. Google Drive

El servicio de almacenamiento en la nube, de Google ha sido  la prensa también objeto de titulares sobre el robo de millones de contraseñas de Gmail, el correo electrónico cuyas credenciales también sirven de acceso a Google Drive.

Otras aplicaciones que tienen peligro para la privacidad en el entorno laboral son cualquier tipo de videojuego, o cualquier app que haga un tratamiento de nuestros datos dudoso. Mención especial cabe hacer de Pokemon Go, que fue vetada en una importante consultora debido al uso que hacía de la batería y de los datos del teléfono móvil inutilizando su uso para los fines laborales internos y con clientes.

Desde Equal, siempre recomendamos articular un uso correcto de los dispositivos privados de empresa, especificando los usuarios que tengan acceso a ello, el ambiente donde van a poder ser utilizados y las prohibiciones relativas y absolutas al respecto.

Apps en el entorno laboral

Apps en el entorno laboral