Suplantación de identidad en el sector de las telecomunicaciones

Suplantación de identidad en el sector de las telecomunicaciones

La suplantación de identidad en el sector de las telecomunicaciones es uno de los principales quebraderos de cabeza para la mayoría de consumidores españoles. Parece una práctica extraña, pero sin duda poco a poco se vuelve más común y plantea como un verdadero asunto de primera línea para la Agencia Española de Protección de Datos.

La Agencia, conjuntamente con el Consejo de Consumidores y Usuarios viene a recordar los pasos básicos que a seguir por un ciudadano que haya sufrido este tipo de práctica.

Esta práctica provoca en la mayoría de las ocasiones en una inserción indebida en ficheros de morosidad, y como ya se ha comentado es frecuente la presentación de reclamaciones ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Desde la Agencia, de hecho se informa que el sector de las telecomunicaciones representa más de la mitad de las sanciones de este organismo, al igual que uno de los principales ámbitos de reclamación ante las organizaciones de consumidores.

Es por ello que la AEPD y el CCU, han realizado una serie de recomendaciones para que los usuarios conozcan cuáles son sus derechos relativos a la privacidad y el uso de sus datos y sepan cómo ejercitarlos y frente a qué organismos reclamar si son víctimas de este tipo de abusos:

Una de las primeras opciones a plantear es la presentación de una denuncia ante la Policía Nacional o la Guardia Civil por presunto fraude en la contratación. Para realizarla, el afectado deberá trasladar una copia de la denuncia a la compañía que presta el servicio, solicitando la cancelación de los datos.

En el caso de que se le exigiese algún pago, el ciudadano puede reclamar o bien frente a las Juntas Arbitrales de Consumo, o bien presentar una reclamación ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones. Igualmente, puede recurrir a los Tribunales de Justicia.

En el caso de que los datos han sido incluidos en un fichero de morosidad al consumidor debería dirigirse tanto al acreedor, como al fichero de morosos exigiendo la cancelación de sus datos. Deben aportándose en este caso la copia o bien de la denuncia o bien la copia del contrato original con la compañía.

Si en este caso, a pesar de solicitar esta cancelación, los datos siguen incorporados al fichero de morosidad, se puede solicitar una tutela de derechos frente la Agencia.
Si acudiese a la Agencia para denunciar la suplantación de identidad, haría falta en primer lugar identificar el servicio cuya contratación se le atribuye (indicar número de línea asociada adjuntando igualmente una copia de la reclamación enviada a la compañía).

En el caso de que se realizase por teléfono habrá que señalar la referencia asignada durante la llamada y aportar una copia de las factura; en el caso de no disponer de estas facturas, puede presentarse cualquier información indicativa de que los datos del ciudadano figuran en los ficheros de la entidad asociados al servicio supuestamente contratado. Desde la Agencia se recomienda ejercer el derecho de acceso ante la entidad para obtener esa información.

Suplantación de identidad en el sector de las telecomunicaciones